Beneficios por acudir a votar el 20-N

Si vas a votar te quedas conforme contigo mismo como ciudadano que eres, pero además puedes disfrutar de unas horas libres cuando mejor te venga. Digno de estudio.

Si vas a votar te quedas conforme contigo mismo como ciudadano que eres, pero además puedes disfrutar de unas horas libres cuando mejor te venga. Digno de estudio.

Desde siempre nos han dicho que el voto es un derecho, y para muchos es incluso un deber. Eso de participar en la vida ciudadana y en el devenir de tu Comunidad, ciudad o país tiene muchas ventajas desde el punto de vista de la autoestima y la autoafirmación, dicen, pero lo que poca gente sabe es que además tiene contraprestación laboral. Pero para disfrutarlas hay que hacerse con un Certificado Electoral.

Dicho certificado, que puede ser diferente en forma y contenido pero siempre ha de llevar sello de la mesa electoral correspondiente, es un documento oficial expedido por la mesa en la que cada ciudadano emite su derecho al voto a petición del propio votante. En él aparecen, además lógicamente de la firma del votante, la mesa y colegio donde se ha votado. Se trata por tanto de la prueba documental e irrefutable de que hemos ido a votar. Dado que las Instituciones animan al ciudadano a votar considerándolo parte imprescindible del funcionamiento democráctico: ¿qué ventajas tiene esto?

  • En principio, solo tendremos derecho a salir del trabajo para votar en caso de que trabajemos el día de la votación (domingo). Pero si demostramos mayor impedimento para votar…
  • Media jornada de vacaciones plenamente remunerada durante el día de las votaciones.
  • Debe ser disfrutado en los 30 días siguientes a las elecciones en caso de votantes.
  • En caso de ser llamados como jefes de mesa electoral o jurados de votación tendremos 45 días para disfrutar del merecido descanso.
  • Esto no es aplicable para estudiantes, solo para profesionales.

Eso sí, estamos a la cola de los beneficios sociales por emitir nuestro derecho. Hay países, sobre todo en Latinoamérica, que dan descuentos en matrículas de universidad o en expedición de pasaporte solo por pasarse por la mesa electoral. Totalmente desconocidos para el gran público, estas ventajas valen igual para cualquier tipo de elección, votemos por supuesto a quien votemos y estemos en la región en la que estemos. Ahora ya entra en juego la picaresca, pues aunque caiga en domingo, habrá gente que podrá planearse para hacer recados ese día y dejarse caer a votar a cambio de un descansito para otra fecha que lo necesite más.