Gasto militar en España, Mnisterio de Defensa

Un año más, los militares han ocupado la capital de España. Pero no asustarse, se trata del desfile militar del 12 de octubre, donde nos gastamos parte del dinero que invertimos en Defensa.

Un año más, los militares han ocupado la capital de España. Pero no asustarse, se trata del desfile militar del 12 de octubre, donde nos gastamos parte del dinero que invertimos en Defensa.

Hoy, día de la Hispanidad, y aunque este año han querido dotar de mayor ‘contenido civil’ a la celebración del día en que conmemoramos la fecha en que ‘descubrimos’ América, el desfile de las Fuerzas Armadas por las calles de Madrid han vuelto a centrar la atención de la festividad. Imposible como es un año más saber cuánto ha costado organizar semejante despliegue de medios (este año mucho más modesto que otros años, eso sí) al menos nos queda el consuelo de poder indagar sobre los gastos del Ministerio de Defensa en general, ¿dónde se va el dinero que destinamos a ser un país más seguro?

Según los Presupuestos Generales del Estado, Defensa gestiona en este 2011 un total de 8.560,09 millones de euros, lo que supone según números del Gobierno un descenso del 7% con respecto a lo disponible en 2010, pero a esto hay que sumarle otras partidas que también repercuten en la Defensa pero que no gestiona directamente el Ministerio del mismo nombre:

  • Mutualidades de los militares (Seguridad Social).
  • I+D militar (Ministerio de Ciencia y Educación).
  • Deuda en armamento (Ministerio de Economía).
  • Participación española en la OTAN y misiones de paz de Naciones Unidas (Ministerio de Exteriores).
  • Actuaciones ‘civiles’ de la Guardia Civil.

Sumando todo, en total España gastará este año en defensa más de 17.000 millones de euros, lo que aún así supone una rebaja del 5,20% aproximadamente con respecto al año pasado (casi 1.000 millones de euros menos). Aún así, la rebaja es menor que la que ha sufrido la Sanidad o la Educación en el mismo periodo, así como la I+D no militar, que también se ha visto recortada en mayor cuantía que la investigación militar. Eso sí, deberemos esperar como cada año al final del ejercicio para saber lo que nos hemos gastado en total, pues todos los años muchas partidas resultan infravaloradas en los Presupuestos Generales y finalmente hay que gastar mucho más para cubrir las partidas comprometidas, quedando a menudo las rebajas anunciadas en un ligero aumento al final del curso.