Pisos de Renta Antigua: ¿qué son? ¿dónde puedo encontralos?

Muchas veces hemos oído a alguien que dice algo del estilo: ‘es que mi abuela vive en un piso de renta antigua y paga 4 duros’. Pero: ¿sabes qué quiere decir realmente?’.

Muchas veces hemos oído a alguien que dice algo del estilo: ‘es que mi abuela vive en un piso de renta antigua y paga 4 duros’. Pero: ¿sabes qué quiere decir realmente?’.

‘¿Qué son los pisos de renta antigua?’. En 1964 se creó la Ley de Arrendamientos Urbanos; debido a la situación de pobreza existente y al poco dinero que tenían los ciudadanos (esto me suena…¿se podría repetir ahora?) se sacó una ley que fijaba unos precios máximos de alquiler de pisos (realmente bajos) y un aumento anual que nunca podía superar el IPC; además se fijaban unas condiciones de prórroga de los contratos que podían abarcar varias generaciones (parejas, hijos, etc). Esta idea también se aplicaba a bajos o locales comerciales.

Al ser los precios ‘de partida’ tan bajos y sólo actualizarse el IPC, hoy en día todavía existen unos 300.000 pisos alquilados en este régimen y que pueden pagar menos de 100 euros al mes por el piso. Esta iniciativa consiguió que en España existiera de verdad un mercado del alquiler que llegaba al 40% de los pisos existentes.

‘Parece una buena idea. ¿Sigue existiendo esta ley?’. Esta ley se modificó en 1985 debido a las quejas de los propietarios actuales de estos pisos, ya que disponían de viviendas ‘buenas’ y que no podían ser alquiladas a un precio ‘real’ de mercado (más alto) y con unas condiciones de las que, en muchas ocasiones, se aprovechaban los inquilinos; muchos propietarios, para conseguir ‘recuperar’ su vivienda han dejado de mantener correctamente estas viviendas (e incluso realizar acciones peores) para conseguir que los inquilinos se fueran.

‘¿Qué se cambió?’. Aunque las condiciones de precio siguen siendo las mismas, se dan ciertos ‘derechos’ al propietario: si requiere la casa (para si mismo o un hijo, por ejemplo) y éste está trabajando, puede avisar a los inquilinos para que abandonen la vivienda (e indemnizarlos); también se da el caso de que un inquilino podía tener otra vivienda en propiedad y seguía ‘disfrutando’ del bajo alquiler, por lo que ahora el propietario podía reclamar su vivienda, etc…También se cambian las condiciones de prórroga, limitándolo sólo a 2 prórrogas. Esto hizo que el mercado del alquiler bajara hasta un actual 10-15% (mucho más bajo que antes)

‘Entonces, ¿puedo todavía alquilar alguno de estos pisos?’. Alquilarlos directamente es imposible; otra opción es que un familiar tuyo disponga de uno y tengas derecho (dependerá de tu parentesco) a prorrogar el contrato (siempre que el propietario no tenga ‘derecho’ a recuperar su casa). Los pisos que antes eran de renta antigua y ahora están en alquiler disponibles son porque los inquilinos se han marchado (por el motivo que sea) y el dueño ya puede fijar el precio que quiera por el piso.