Consejos para emigrar, trabajar en el extranjero

A día de hoy, parece que en España no hay sitio para todos. Hay un futuro mejor esperando ahí fuera. Fuera del país, me refiero. Algunos trucos para el momento de emigrar.

A día de hoy, parece que en España no hay sitio para todos. Hay un futuro mejor esperando ahí fuera. Fuera del país, me refiero. Algunos trucos para el momento de emigrar.

Es un tema recurrente del que os venimos hablando desde hace ya un tiempo, peor es que con un 21% de paro y subiendo, con esos que llaman ‘los mercados’ acechándonos tras cada subasta, con una Unión Europea que no parece preocuparse por nosotros… Muchos tienen claro que la mejor opción es irse lejos, a algún país que ofrezca mejores perspectivas que España. Pero no vale solo con la buena voluntad y las ganas de trabajar, hay más cosas que debemos saber para buscarnos la vida en el extranjero, ya sea en Alemania, Estados Unidos o Holanda, por ejemplo:

  • Permisos: si no vamos a salir de la UE, esto no es ningún contratiempo, pero en cuanto pongamos un pie fuera de la Unión necesitaremos, previo a nuestro viaje, solicitar el visado, y una vez dentro, tenemos normalmente 3 meses para conseguir un trabajo que nos dé acceso al permiso de trabajo/residencia. Siempre está el truco de, sin en esos 3 meses no hemos encontrado trabajo estable, salir y volver a entrar al país en cuestión, renovando así visado.
  • Idiomas: parece de perogrullo, pero sin al menos inglés, la lengua franca, no vamos a ningún sitio. Hay países en los que podremos vivir sin dominar su idioma nacional, solo con el idioma de Shakespeare, pero otros como Francia o Alemania que nos exigirán también cierto nivel de sus lenguas antes de irnos. Sobre todo debemos hacer hincapié en el idioma hablado, pues tendremos que enfrentarnos a entrevistas de trabajo desde el primer momento.
  • No esperes el trabajo de tu vida el primer día. Hasta que llegue esa oportunidad que de verdad vas buscando, trabaja de lo que sea y júntate al máximo con locales, es la única forma de abrirte hueco mediante contactos y mejorar tu idioma.
  • CV modelo país: en muchos lugares el típico currículum estilo español no sirve, se ve raro. Lo mejor es preguntar a locales cómo se redacta en cada país y adaptarlo a pies juntillas a lo que nos digan, por muy raro que nos parezca. Hay muchos países en los que, por ejemplo, te piden que cuenten tus logros más que tus trabajos anteriores.
  • Especialización: el trabajador polifacético puede venir bien para conseguir ese primer trabajo que nos permita sobrevivir, pero con el handicap de ser extranjeros si encima no demostramos que somos buenos en algo muy concreto lo normal es que nunca consigamos trabajo en nuestra especialidad. Por eso es mejor emigrar allí donde se oferta lo que nosotros podemos ofrecer, por poco que nos guste el país.