Nueva tasa de bomberos idea de Gallardón para Madrid

Tasa municipal o ajuste técnico, el Ayuntamiento de Madrid va a recaudar dinero de las aseguradoras de incendios. Y esto va a repercutir en los ciudadanos en forma de impuesto de bomberos camuflado.

Tasa municipal o ajuste técnico, el Ayuntamiento de Madrid va a recaudar dinero de las aseguradoras de incendios. Y esto va a repercutir en los ciudadanos en forma de impuesto de bomberos camuflado.

Que España no va a cumplir el objetivo de déficit que prometió a la Unión Europea para este 2011 es ya un hecho que solo niegan los más inocentes. Ello significa que vamos a tener que apretarnos aún más el cinturón de cara a finales de año y el 2012 que ya se nos viene encima. Y se va a notar a todos los niveles, no solo al nacional. ¿El último ejemplo? Una nueva tasa (impuesto municipal) que está rondando la cabeza de Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid, para que copaguemos entre todos el servicio de bomberos. Y que parece que se confirma.

¿En qué consiste tan original tasa? A partir del 1 de enero se va a empezar a cobrar a las aseguradoras que firmen pólizas antiincendios un impuesto que según las fuentes rondaría entre los 28 y los 90 millones de euros independientemente de si han hecho uso del servicio de bomberos o no. El presupuesto destinado a servicios de bomberos en Madrid no llega a los 100 millones de euros, con lo que este nuevo impuesto parece cuando mennos exagerado… El caso es que las empresas aseguradoras, en ocasiones simple y llanamente para poder sobrevivir, van a tener que revertir este nuevo gasto en sus clientes. Para saber a cuánto toca cada uno se tendrá en cuenta el valor catastral de cada casa asegurada (es decir, el IBI, que por otro lado va a seguir creciendo en la próxima legislatura año a año). Al parecer este incremento en el pago equivale al 5% de la recaudación de las aseguras a lo largo del año. Fuentes oficiales dicen que han consensuado esta tasa (o ajuste técnico, como ellos lo llaman) con todas las partes. Veremos…

Lo de pagar el servicio de bomberos no es algo nuevo, pues hasta ahora en todas las ciudades españolas se ha de pagar (con precios muy diferentes, desde unos 20 euros por servicio hasta cerca de 100 en otras grandes ciudades) este servicio en caso de tener que intervenir el cuerpo de bomberos. La novedad está en que ahora se va a tener que pagar este servicio incluso en el caso de que no lo disfrutemos. No se ha anunciado ninguna mejora en el cuerpo municipal de bomberos ni ninguna nueva prerrogativa que pudiera explicar este nuevo impuesto, que desde el Ayuntamiento se dice que solo es un cambio técnico y que no tiene porqué repercutir en mayor pago para el ciudadano. De todas formas, estamos aún solo ante rumores, que a buen seguro se confirmarán o caerán en saco roto a partir del lunes, día 1 post 20-N. Seguiremos informando.