Oposiciones auxiliar judicial 2011/2012

España ha de recortar gastos para cumplir con sus objetivos de déficit, pero los juzgados están saturados. En este caso ha pesado más el segundo hecho, y se busca personal.

España ha de recortar gastos para cumplir con sus objetivos de déficit, pero los juzgados están saturados. En este caso ha pesado más el segundo hecho, y se busca personal.

Cada día que estamos más cerca de las elecciones del 20-N, más miedo nos da pensar en los recortes que hará el nuevo gobierno para cumplir con los objetivos de déficit. Uno de los recortes seguros que veremos estará destinado al empleo público, con cada vez menos convocatorias de oposiciones tanto para los gobiernos regionales como para el Estado, sea de lo que sea.

Por otro lado, es bien sabido que los juzgados españoles están más colapsados que la M-30 en una mañana de lluvia, por lo que se hace imprescindible mejorar su operatividad con mayor personal. Si juntamos estos dos hechos: necesidad urgente de mejorar la atención judicial en nuestro país y la imperiosa necesidad de cortar las contrataciones de funcionarios por la crisis económica, nos encontramos con que la reciente convocatoria de plazas para auxiliar judicial puede ser una suculente oportunidad para tener un futuro asegurado. Y quizá la última de estas características…

  • Plazas: 383 a nivel nacional (19 plazas reservadas para opositores con discapacidad mayor del 33%, si bien si quedaran desiertas por este requisito, se adjudicarán a personas sin discapacidad).
  • Convocante: Ministerio de Justicia.
  • Requisitos de formación: graduado en Secundaria.
  • Tipo de convocatoria: carrera (no concurso-oposición).
  • Oposición por ámbito regional: presentación y puesto en región solicitada.

Estamos ante una convocatoria de las que suelen concentrar a miles de aspirantes, dado el bajo nivel académico requerido, pero cuyo alto número y posibilidad de escoger lugar de trabajo aumenta su atractivo. Hoy en día, parece que solo el Estado es capaz de asegurar un empleo para toda la vida. Y quizá en un futuro ni eso…