Financiación para Pymes y emprendedores, AvalMadrid

Si quieres emprender lo mejor es que centres tus fuerzas en pedir crédito a tu región o municipio, pues los bancos o te darán con la puerta en las narices o te pedirán intereses desorbitados.

Si quieres emprender lo mejor es que centres tus fuerzas en pedir crédito a tu región o municipio, pues los bancos o te darán con la puerta en las narices o te pedirán intereses desorbitados.

Hoy en día quien tiene trabajo tiene un tesoro, pero quien además tiene una empresa, es un fuera de serie. Con el crédito más congelado que un Calippo en la Antártida y la economía mundial encarando lo que parece una segunda recesión consecutiva, poner un negocio puede parecer una temeridad. Pero aún hay instituciones dispuestas a ayudarte, como la Comunidad de Madrid en los siguientes términos aplicables a su línea de crédito AvalMadrid:

  • Para negocios erradicados en la Comunidad de Madrid exclusivamente.
  • Ayuda de hasta 60.000 euros.
  • Para gastos de puesta en marcha, incluidos activos fijos y circulantes (inversión y capital físico).
  • Solo para planes empresariales con viabilidad aceptada previamente por la Comunidad (en 2010 se aprobaron 600 operaciones que dieron trabajo a más de 1.400 personas en la región).
  • Es necesario aportar un mínimo del 20% de capital inicial propio.
  • Incluye asesoramiento personalizado por un equipo de asesores de la Comunidad totalmente gratis y con teléfono directo.

Se trata de una fórmula de sobra conocida pero que los recortes en el gasto público estaban haciendo desaparecer poco a poco. Créditos blandos (de bajo porcentaje de interés o con plazos de devolución flexibles y muy a largo plazo) respaldados además por una institución solvente como (se supone) es una Comunidad Autónoma. El problema, como siempre, suele venir una vez montado el negocio. O la economía mejora o será difícil sacar adelante ninguna idea, por brillante que sea. Eso sí, este tipo de ayudas se acaba reflejando en el tejido empresarial del país, así, 22 de cada 100 empresas españolas están localizadas en Madrid. Sin duda es una región dinámica y muy poblada, pero deberíamos pensar si también estas iniciativas tienen la culpa.