¿Qué es un contrato de arras?. ¿Qué tipos existen?. Ejemplos

Un contrato de arras, aunque suena a algo ‘antiguo’ es algo que se sigue utilizando bastante hoy en día y te puede ser útil, tanto como vendedor como comprador.

Un contrato de arras, aunque suena a algo ‘antiguo’ es algo que se sigue utilizando bastante hoy en día y te puede ser útil, tanto como vendedor como comprador.

Un Contrato de Arras, para ir directos al grano, es un contrato privado que se firma entre ambas partes y que, en España, se utiliza mucho para la compraventa de inmuebles a modo de reserva, es decir, ambas partes (comprador y vendedor) deciden firmar un acuerdo, con las condiciones que se pacten entre ambos, y hacer un intercambio de dinero (el que se acuerde) de manera ‘previa’ a la futura compra de la casa.

‘¿Para qué se hace esto?. ¿Por qué no firmar directamente el acuerdo de compraventa?’. Eso sería lo ideal, pero no siempre es posible: imagina que ves un piso que te gusta y lo quieres comprar: te cuadra el precio y todo y decides ponerte a buscar hipoteca, ahorros, etc…Es probable que el dueño ‘acuerde’ contigo venderte la casa, pero él necesita un ‘seguro’ de que tú le vas a comprar la casa, es decir, no quiere ‘retirar’ la casa del mercado, que tú tardes 2 meses en encontrar hipoteca y luego te eches atrás, y él estar perdiendo la oportunidad de venderlo a otros compradores; lo que haces es firmar una ‘reserva’ y, si al final no se cumple algún punto de vuestro acuerdo, una u otra parte ‘paga’.

‘¿Por qué me iba a interesar a mi, como comprador, firmar un acuerdo así?’. Pues es lo mismo: primero porque te aseguras la casa y puedes buscar con calma; por otro, imagina que no lo firmas, te pones a buscar hipoteca y, cuando ya la consigues, te llama el dueño y te dice que la ha vendido a otro comprador…y tú no tienes nada que asegurase la casa; en el contrato de arras se debe incluir condiciones que beneficien y penalicen a ambas partes.

‘¿Qué tipos existes?’. Pues confirmatorios, penales y penitenciales, que se explican mejor en este enlace y puedes encontrar varios ejemplos de contratos de arras en Internet, aunque, al ser un contrato privado, se pueden incluir las cláusulas y condiciones que ambas partes consideren oportunas.