Trabajar como analista financiero, título oficial CFA

Ser analista financiero está al alcance de mucha más gente de lo que parece. Y es un sector en auge que requerirá de muchos profesionales en los próximos meses.

Ser analista financiero está al alcance de mucha más gente de lo que parece. Y es un sector en auge que requerirá de muchos profesionales en los próximos meses.

A río revuelto, ganancia de pescadores, se ha dicho siempre. Cambiemos río revuelto por panorama económico actual y pescadores por profesionales del sector financiero, y tendremos una oportunidad laboral de primer nivel. En un momento en el que el trabajo escasea, lo mejor es buscar allí donde está el movimiento, y está claro que las finanzas se mueven cada vez más (aunque siempre parezca que pasen de largo…). Pero el mercado laboral actual pide gente formada, profesionales competentes. Hay que estudiar.

Para ello nada mejor que el certificado CFA (Chartered Financial Analyst, Certificado en Asesoría Financiera), otorgado por el prestigioso CFA Institute. Es una escuela de negocios presente en más de 100 países. Hablamos de una formación de primer nivel, dirigida solo a licenciados (normalmente en Económicas o Empresariales) y con experiencia probada en el sector. Una vez cumplidos estos requisitos, tendremos que afrontar un periodo de formación de 3 años con exámenes anuales, es decir con 3 niveles de dificultad creciente, cuyo término medio de consecución está en 4 años, lo que demuestra su dificultad. Se trata de una formación exhaustiva y muy concreta, orientada al estudio de mercados para ser nosotros quienes digamos cuándo y qué comprar y porqué y en qué condiciones vender. El mercado del dinero global a nuestros pies.

Lo bueno de este certificado con respecto a otros otorgados por instituciones puramente españolas como CEF o escuelas de negocios nacionales es su probado reconocimiento a nivel global. Se trata del diploma más solicitado en el mundo anglosajón, por lo que si tenemos un nivel aceptable de inglés (no hace falta ser bilingüe, solo manejarse con cierta soltura) tenemos todo un mundo financiero (y globalizado) donde encontrar acomodo. Sea con el certificado CFA o con otro que pensemos que se adapta más a nuestro perfil, el mundillo financiero está en ebullición, y cada vez van a hacer falta más expertos en el tema. Cuando antes empecemos a formarnos, más arriba estaremos en la lista de candidatos.