Aumento del IRPF para no residentes, nueva Ley Beckham

Cristiano Ronaldo paga los mismos impuestos que un mileurista, y no defrauda a Hacienda, simplemente se beneficia de una política fiscal en busca de ricos.

Cristiano Ronaldo paga los mismos impuestos que un mileurista, y no defrauda a Hacienda, simplemente se beneficia de una política fiscal en busca de ricos.

Dentro del paquete de medidas urgentes anticrisis (más bien solo antidéficit, al menos por el momento), la más llamativa y dolorosa ha sido la de incrementar los tramos del IRPF para todo hijo de vecino, sea vía salarios o vía ahorros (plazos fijos, etc). Hasta 7 puntos porcentuales sube ese tipo imponible para las rentas más altas, llegando los ricos a tener que tributar un 52% de su sueldo en concepto de impuestos directos. ¿Todos? No.

Este paquete de medidas no ha tocado una de las leyes económicas más polémicas puestas en marcha por los gobiernos ZP: la Ley Beckham. Esta ley, llamada así por ser el jugador inglés uno de los primeros en beneficiarse, es una medida puesta en marcha a mediados del gobierno socialista (en época aún de vacas gordas) por la cual los residentes fuera de España pero que trabajan en nuestro país se beneficiaban, y benefician aún hoy, de un IRPF del 24% fijo durante los primeros 6 años de estancia en España. Esta ley buscaba atraer grandes fortunas y cerebros, pero al final lo único que atrabajo fueron futbolistas. Así, Kaká, Cristiano Ronaldo o Mascherano, jugadores del Real Madrid y Barça, no pagan el 52% de impuestos que tendrán que pagar a partir de ahora sus multimillonarios compañeros de vestuario españoles, sino que apenas verán una subida de 0,75%, es decir pagarán un 24,75% de IRPF, lo mismo que los mileuristas (hasta 18.000 euros se paga el mismo tramo de impuesto de IRPF). Hay que dejar claro que tanto deportistas como ejecutivos de alto nivel o científicos de pro negocian contratos temporales en base al sueldo neto, por lo que toda subida (o hipotética bajada) de impuestos es asumida por sus clubes/empresas/universidades, el profesional en sí no cobra ni más ni menos con cada cambio de legislación. Para todos los demás mortales no residentes en España trabajando aquí, además de negociar el sueldo en bruto, por lo que sí afectan los cambios legislativos, el tipo imponible es el mismo que para los residentes, por lo que a más sueldo más impuestos, si bien otra cosa es la proporcionalidad de los tramos, más que discutible…

Hay que decir que años después se modificó esa ley y se hizo operativa solo para aquellos no residentes que cobraran menos de 600.00 euros al año, para precisamente evitar que los futbolistas se beneficiasen de esta norma, pero al no tener carácter retroactivo, los que llegaron a España antes de 2010 siguen beneficiándose de ese chollo. Conclusión: a ojos de Hacienda, Cristiano Ronaldo es mileurista.