Banca móvil y pagar por SMS, el futuro del comercio

Cuanto más fácil, mejor. Cuanto más rápido, mejor. Cuanto más cómodo, mejor. Este es el lema que parecen seguir los últimos avances en banca y pagos a través del teléfono móvil.

Cuanto más fácil, mejor. Cuanto más rápido, mejor. Cuanto más cómodo, mejor. Este es el lema que parecen seguir los últimos avances en banca y pagos a través del teléfono móvil.

Cada vez más, el dinero es virtual. Ya lo es desde hace muchos años, cuando las tarjetas de crédito invadieron nuestra vida, pero ahora además está dejando de ser de plástico. Es cibernético, inexistente. Cómodo. En los países nórdicos hace ya tiempo que podemos pagar el Metro desde nuestro teléfono móvil, y en Japón el iPhone es un medio de pago más, pero aquí aún están por llegar las innovaciones más rompedoras. Estas son nuestras previsiones de éxito en este mundo, quizá puedas subirte al carro en alguna de ellas:

  • PayWave: he aquí una aplicación de Visa para smartphones (LG, Samsung y Blackberry ya tienen sus versiones) que hace las veces de tarjeta de crédito. Acercando nuestro teléfono móvil a un lector también suministrado por Visa (tipo datáfono) se podrán hacer pequeños pagos, especialmente en medios de transporte y restaurantes, pues su poca vida aconseja no permitir grandes pagos con esta app.
  • Pagar por SMS: México ha sido pionera en la técnica de operaciones financieras a través del teléfono móvil, en concreto a través de una técnica que ve así su resurrección después de que Whatsapp le haya ganado el terreno en los últimos meses: los mensajes de texto. Varios bancos americanos, y algunas grandes entidades españolas, estudian ya incorporar esta posibilidad a su arsenal de medios a disposición de los clientes para que muevan su dinero con la mayor comodidad. Paypal, por ejemplo, es pionero en esta tendencia.
  • La Bolsa en un click: las aplicaciones de seguimiento de Bolsa están entre las más descargadas de la app store de Apple, pero hasta ahora solo permitían informarse, dejando el movimiento financiero para el cara a cara, o como mucho para Internet. Pero el proceso se está simplificando mediante las inversiones touch. Aún no hay disponible en España ninguna aplicación que permita la inversión en un solo click, pero la Comisión Nacional del Mercado de Valores se ha manifestado a favor de este rápido acceso del cliente al mercado. El que primero dé con la tecla, se llevará el mercado.

En breve, todo esto será más normal de lo que parece. Eso sí, habrá que tener un teléfono móvil más moderno que el de la foto…