Consejos para vender un coche viejo, plan Renove de vehículos

El coche, ese compañero fiel que pierde valor día tras día. Escoger el mejor momento para deshacernos de él es tan importante como saber dónde llevarlo cuando ya no nos sirva.

El coche, ese compañero fiel que pierde valor día tras día. Escoger el mejor momento para deshacernos de él es tan importante como saber dónde llevarlo cuando ya no nos sirva.

El coche, además de ser una necesidad imperiosa para millones de personas, es nuestro segundo gasto más importante, solo superado por la casa. Es decir, para muchos es el gasto más importante a secas, porque o la casa les vino dada o viven de alquiler. Otros muchos ni siquiera llegar a poder permitirse tal gasto, pero ese es otro tema… La realidad es que es un gasto, no una inversión, pues pierde precio desde el mismo momento en que lo compramos. Y llega un momento en que hay que venderlo, ya sea por viejo, por capricho o por necesidades de la coyuntura. Veamos qué opciones tenemos llegado el caso.

  • Venta al concesionario: la opción más común. Ya no hay plan VIVE ni plan 2000E, pero sigue siendo el más rentable si queremos un coche nuevo, no volver a ir andando. La rebaja media en el precio de compra de nuestro nuevo coche por entregar el viejo está situada en más de 2.800 euros, por supuesto dependiendo del estado en el que esté nuestro antiguo vehículo. Hay varias páginas, como autoenred, que nos permiten hacer una valoración del mismo antes de ir de concesionario en concesionario buscando la mejor oferta. Como norma general, a partir de 10 años el precio del coche empieza a depender de muchos factores, lo que rebaja su precio a pasos agigantados.
  • Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV): los sustitutos de los antiguos, pero aún legales, desguaces. Mientras el desguace normalmente no nos paga nada por nuestro coche, simplemente se hace cargo de la grúa y de darlo de baja convenientemente, los CATV son una suerte de puntos limpios para coches que aseguran el tratamiento más verde posible para los contaminantes desechos de un automóvil. Desde la DGT se puede ver un mapa con el CTV más cercano. Esta opción solo es recomendable para coches ya inutilizables, pues nunca nos darán más de 300 euros, y eso suponiendo que el chatarrero en cuestión necesite tal o cual pieza que nuestro coche contenga. Sino, ni eso.
  • Taller-intermediario: además de saber mucho de mecánica, los dueños de los talleres saben mucho de negocios y de conductores, por lo que nos pueden poner en contacto con alguien que esté buscando un coche como el nuestro, y por una módica comisión, nos lo arreglan y lo dejan listo para sacar dinero por él.
  • Cara a cara: es decir, venderlo a un particular. Necesida del pago del impuesto de Transmisiones y de la redacción de un contrato de compraventa. El paso previo es el típico cartelito con precio y teléfono pegado a la ventanilla del coche y, sobre todo, anunciarlo en Internet en páginas como forocoches.