Llega la esperada rebaja de los pisos de los bancos en 2012

Esta noticia la llevo oyendo tiempo (y por tiempo me refiero a 2-3 años) y todavía no se ha hecho nada al respecto; pero esta vez parece que está más cerca.

Esta noticia la llevo oyendo tiempo (y por tiempo me refiero a 2-3 años) y todavía no se ha hecho nada al respecto; pero esta vez parece que está más cerca.

‘¿Qué ocurre con los pisos (y suelo) de los bancos? ¿por qué no bajan de una vez?’. Es algo muy sencillo de explicar: un banco (cualquiera en España, aunque algunos más y otros menos) dispone de una cartera de viviendas acabadas, sin acabar, embargadas, etc…Lo lógico sería que ese banco las pusiera a la venta al precio que fuese, las vendiera y tuviera dinero, que eso es lo que le gusta a los bancos (el dinero), ¿no?. Pues no: el banco nos las llega a vender porque no quiere rebajar el precio.

‘¿Para qué quiere el banco la casa entonces?’. El banco no quiere la casa, el banco quiere el dinero, pero no quiere perder dinero: si un banco se ha quedado una casa embargada de 200.000 euros, no la va a vender por 100.000 (aunque supiera que ese precio, 100.000 es un buen precio de mercado actual por esa casa y que la vendería); prefiere quedarse la casa ‘valorada’ en 200.000 euros antes que venderla por 100.000 y ‘perder’ 100.000.

‘No tiene sentido…al final, el banco tendrá cientos de pisos sin vender que no le sirven para nada’. Así es: se supone que la banca dispone de 440.000 millones en pisos, obras, solares, etc; el problema (para el banco) es que en las cuentas del banco, los activos inmobiliarios cuentan en los resultados y si los vendieran por menos dinero del que les consta en el banco, empezarían a tener pérdidas…muchas pérdidas.

‘¿Qué solución tiene esto?’.
La solución objetiva es sencilla: bajar el precio de los pisos aunque el banco entre en pérdidas; de esta manera, con la bajada de precios, la caída de precios en la vivienda aumentaría y el precio de la misma se normalizaría. Pero, como comentamos, los bancos no quieren hacer esto.

‘¿Qué se puede hacer?’. Se supone (aunque yo quiero verlo) que el nuevo Gobierno va a ‘obligar’ a los bancos a valorar sus activos inmobiliarios al precio ‘real’ (hay varios rumores, de entre darles una moratoria de dos años, a hacerlo de manera gradual, hacerlo de golpe, etc…

‘¿Qué conseguirá el Gobierno con esto?’. Pues, por raro que parezca, sanear la banca: les quitará sus activos inmobiliarios tóxicos (por estar sobrevalorados), hará desaparecer bancos (por pura quiebra, en el caso del Banco Pastor, las pérdidas serían de un 680%) , obligará a fusionarse a otros y conseguirá lo que quiere (pocos bancos, quizá 3 o 4, no más).

Mi duda es si veremos esto de verdad, porque no es el primer Gobierno que dice que lo va a hacer y luego no lo hace; ni tampoco conocemos la situación real de los bancos que, en muchas comunidades, están ayudando a las mismas a ‘salvar’ la papeleta con las deudas que tienen…y quizá el Gobierno prefiera no cabrear a los bancos que están ayudando a muchas comunidades…