Negocios con futuro en España: servicios para los jubilados

En nuestro país tenemos, por desgracia, dos grandes empresas: una es el INEM y la otra son los pensionistas; si ves un nicho de mercado, tienes que ir a por él.

En nuestro país tenemos, por desgracia, dos grandes empresas: una es el INEM y la otra son los pensionistas; si ves un nicho de mercado, tienes que ir a por él.

Para ir a por el INEM deberías ofrecer algo que los del INEM quieren, que es empleo, y eso ahora es muy difícil; por eso es mejor centrarse en los pensionistas.

En nuestro país tenemos más de 8,5 millones de pensionistas y, por este motivo, el Gobierno se gasta una tercera parte de los presupuestos del estado en pensiones cada año. Por ese motivo, aunque no tienen mucho dinero, sabes que tienes un mercado realmente amplio.

Lo del dinero es relativo: una gran parte cobra pensiones pequeñas, mínimas; pero otra parte si que dispone de pensiones mayores y, sobretodo, de una época en España en la que era habitual heredar, tener tierras, pisos, acciones, cuentas, etc…por lo que disponen de dinero (aunque no tienen muchas ganas de gastarlo).
Pero hay métodos: mucha gente se ‘ríe’ de Benidorm como lugar de veraneo para ‘abueletes’ pero es una ciudad que ha conseguido hacer de esos abuelotes su principal cliente (además de los guiris) y les ofrece un turismo de playa, comer y bailar todo el año que la gente mayor disfruta y que consigue mantener el turismo en Benidorm alto durante casi todo el año.

Pero hay más negocios orientados a mayores: una residencia de ancianos, por ejemplo; consigues disponer de una especie de hotel (habitaciones y comidas) lleno todos los días y, además, ofrecer actividades opcionales (gimnasia, juegos, entretenimiento…) por las que se cobran cantidades ‘prohibitivas’.

Otro ejemplo: un día, no hace mucho, acudí a una cafetería del Corte Inglés de el centro de Valencia por la tarde: yo pensaba que, al estar en la última planta y tener fama de ‘caro’, no iba a haber mucha gente; al contrario, estaba llena y os puedo asegurar que el 95% de la gente en ese momento eran pensionistas; han conseguido tener una cafetería tranquila, disponible y conocida en la que tomar un café con sus amistades.

Seguro que se te ocurren negocios específicos para gente mayor.