Trabajar sin contrato y sin sueldo: amigos y familiares ayudando

Con la crisis todos conocemos a alguien que está en paro y con la situación actual, es complicado que esta situación cambie a corto plazo. Así que busca ‘algo’ que hacer.

Con la crisis todos conocemos a alguien que está en paro y con la situación actual, es complicado que esta situación cambie a corto plazo. Así que busca ‘algo’ que hacer.

En particular yo tengo en mente a un amigo que ayuda a su padre en el campo y a otro que colabora con una amiga en una tienda; evidentemente, ninguno de los dos tiene un contrato ni tiene un sueldo asociado, es decir, no estoy hablando de trabajadores sin contrato que cobran un sueldo (algo que es totalmente ilegal, ya que no estás declarando el trabajador ni pagando impuestos), me refiero a gente que únicamente ayuda a un familiar o a un amigo, me manera esporádica o frecuente, pero sin contrato ni sueldo aparente.

Pues son dos casos distintos y te los quiero comentar:

  • En el caso del familiar, es algo posible: no se considera que es una relación laboral que un familiar (cónyuge, hijos, padres, etc, hasta segundo grado, aunque se debe ‘convivir’ con dicho familiar) ayude a otro. Evidentemente, hay que cumplir varias condiciones: no puede haber, en ningún caso, un salario entre ellos; también hay diferencia si es una ayuda puntual (un día, por ejemplo, o un fin de semana) o es algo periódico; en este caso existe una figura llamada ‘Familiar colaborador’ que recoge la Seguridad Social y que permite esta colaboración. Ahí puedes aclarar también las dudas de los diferentes casos: si se está cobrando el paro, si se trabaja (además) por cuenta ajena, etc.
  • En el caso de un amigo, es algo no permitido: es difícil de demostrar, pero puede ser problemático, tanto para ti (por ejemplo, si estuvieras cobrando el paro, podrías perderlo), como para tu amigo (si llega una inspección de trabajo, si tienes un accidente laboral, si quiere solicitar subvenciones, etc…). Este caso es más complejo y aunque puedes preguntar a un experto sobre tu caso particular, la respuesta general será la misma.