Evolución del IPC en 2012, subida de precios

Cada día es más caro ir a la compra, se oye en tiendas de ultramarinos y supermercados. Y es verdad, pero no tiene porqué ser necesariamente malo. Lo imporante es tener el IPC bajo control.

El Índice de Precios al Consumo, más conocido como IPC o ‘cesta de la compra’ es un impuesto. Así de claro. La única diferencia con respecto a los impuestos típicos de los que hablamos a diario en las conversaciones de bar (y más desde que Sarkozy anunció que subirá el IVA en Francia, cuando las barbas de tu vecino veas cortar…) es que el IPC está oculto. Nadie te dice que sea un impuesto, pero el razonamiento es lógico: si tu salario se mantiene igual pero los precios de lo que compras, la ‘cesta de la compra’, sube su precio, tu poder adquisitivo baja, puedes comprar menos cosas. Es el mismo efecto que tiene un impuesto directo, te quita dinero, te quita poder adquisitivo. El impuesto inflacionario empeora nuestra economía como cualquier otro impuesto.

Pero hay una perversión, consistente en que lo contrario, la deflación, por su propia naturaleza también es mala, pues destruye empleo. Si un empresario ve como su producto baja de precio, baja la inflacíón hasta número negativos convirtiéndose en deflación, no le compensará vender, perderá dinero, e inmediatamente destruirá empleo para compensar las pérdidas o directamente cerrará su empresa. De ahí que el equilibrio sea el objetivo: un poco de inflación sí, pero solo un poco. Y todo esto lo mide el Instituto Nacional de Estadística, órgano oficial, claro.

Los expertos cifran la inflación ideal en torno al 2% interanual, es decir que los precios suban ‘solo’ un 2% de un año a otro. Ese es el objetivo que maneja el Banco Central Europeo (para ello sube o baja los tipos de interés, por ejemplo). Parece que, al menos en esto, podemos estar contentos, según las previsiones de Funcas para España y el BCE para la Zona Euro:

  • IPC 2012: Funcas 1,6% (BCE, 2% en la Zona Euro). Gran noticia teniendo en cuenta que a mediados de año el IPC llegó a superar el 3%
  • IPC 2013: 1,9% en Europa.
  • A medio plazo, si el barril de petróleo no sube más allá de un 2,5% anual (cosa que nunca se puede saber): 2%

En conclusión, el IPC es de los pocos parámetros que tenemos hoy en día bajo control. Pero claro, si nuestros salarios no suben sino que en muchos casos bajan o directamente desaparecen por el paro, cualquier décima de inflación es muy dolorosa.