Invertir en Facebook, acciones en Wall Street

Ser parte de una mega empresa de súper éxito como Facebook puede parecer una gran idea, pero se alzan voces expertas que desaconsejan atender a la llamada de la red social.

Ser parte de una mega empresa de súper éxito como Facebook puede parecer una gran idea, pero se alzan voces expertas que desaconsejan atender a la llamada de la red social.

Quien no se haya enterado de que Facebook va a salir a Bolsa tiene que estar en uno de estos dos supuestos: se le acaba de estropear la televisión, o directamente no es de este mundo. Es incluso portada de Thje Economist esta semana. Dado que todo el mundo conoce, vía la película que cuenta su historia, que Facebook es la crónica de un éxito que en apenas una década ha hecho multimillonario a todo aquel que se ha acercado a su fundador, no es raro que más de uno esté pensando en invertir en la red social. En concreto buscan 5.000 millones de dólares que capitalizarán una empresa valorada en entre 75.000 y 100.000 millones de dólares. Veamos pros y contras:

  • Pros: la historia de éxito que suponen las acciones de empresas tecnológicas/de Internet americanas. Por poner un ejemplo, en 2004 Google sacó una oferta pública de acciones (IPO en sus siglas en inglés) a un precio de 85 dólares la pieza y el año pasado cerró su cotización en 190 dólares, más del doble de ganancia…
  • Contras:
  1. Facebook ya no es tan famoso. Aunque sigue aumentando el número de usuarios y mensajes colgados, lo hace a un ritmo mucho menor, por lo que muchos dicen que podría estar alcanzando su pico de popularidad.
  2. Competencia de Twitter. Se empieza a dudar de que haya espacio en el ciberespacio, valga la redundancia, para dos mega redes sociales, y los números de Twitter son mucho más positivos, tanto económicos como en aumento de usuarios y actividad.
  3. Precio más alto por acción que LinkedIn, de similares características y un público objetivo (profesionales) siempre abierto a la mejora.
  4. Imposibilidad de dar ‘golpes de efecto’. Las acciones de Apple suben como la espuma con cada nuevo iPhone, iPad o Mac, pero Facebook parece que pocas grandes novedades puede aportar ya a su modelo de negocio.
  5. Zynga es una empresa dedicada a crear aplicaciones para su matriz, Facebook, de la que tiene un 12% de las acciones. Su éxito puede suponer la disgregación de Facebook a corto plazo, lo que supondría una rebaja evidente en el precio de la marca.

En resumidas cuentas, muchos bancos de inversión, sea de forma directa como cartera de inversión o a través de fondos de renta variable, están ofreciendo la posibilidad de formar parte de Facebook. Una opción muy jugosa en principio, pero que puede no ser tan atractiva en el fondo.