¿Me pueden bajar el sueldo con la nueva reforma laboral (2012)?.

La respuesta es si y, aunque me gustaría decir que hay ‘peros’ a esa afirmación, la verdad es que no hay casi ningún ‘pero’; si la empresa (el empresario) quiere, puede bajarte el sueldo.

La respuesta es si y, aunque me gustaría decir que hay ‘peros’ a esa afirmación, la verdad es que no hay casi ningún ‘pero’; si la empresa (el empresario) quiere, puede bajarte el sueldo.

Va a hacer ahora dos años que escribí un artículo con el mismo título: “¿Me pueden bajar el sueldo así como así?” y recuerdo que lo escribí por algunas dudas que se estaban planteando en mi trabajo; recuerdo que, en esa época, descubrimos que la respuesta era claramente ‘no’, era algo no permitido aunque, si se llegaba a un acuerdo entre la empresa y los trabajadores, para evitar despidos, cierre de la empresa, etc..se podía dar esa situación.

Con la famosa reforma laboral que acaba de aprobar el Gobierno de Mariano Rajoy nada más empezar el 2012, estas condiciones cambian: a partir de ahora, el empresario puede decidir unilateralmente bajar el sueldo a un trabajador, un grupo o a toda la empresa; la única justificación que necesita son motivos de competitividad, productividad, organización técnica o del trabajo de la empresa (es, literalmente, lo que pone en la reforma); y, como habrás visto, son términos bastante genéricos que dan ‘manga’ ancha al empresario.

Los únicos ‘peros’ que se pueden poner al empresario es que, si quiere hacerlo individualmente (a un solo trabajador), debe avisar con 15 días de antelación; si quiere hacerlo en grupo, debe pactarlo con los trabajadores, pero si en 15 días no llega a un acuerdo, puede hacerlo unilateralmente (es decir, lo puede hacer si o si); los trabajadores, como ‘salvación’, tienen derecho a no aceptarlo y pedir indemnización de 20 días por año trabajado (despido procedente).

Como bien se han preocupado de recoger varios medios que han hablado de este cambio laboral, al Gobierno se le olvidó hablar de este ‘detalle’ en la rueda de prensa que anunciaba la reforma…a ver si así no nos enterábamos ninguno.