Desgravación por vivienda en la Declaración de la Renta

Una vivienda no solo es imprescindible para vivir dignamente. También puede ser imprescindible si no queremos que la Agencia Tributaria nos deje temblando.

Una vivienda no solo es imprescindible para vivir dignamente. También puede ser imprescindible si no queremos que la Agencia Tributaria nos deje temblando.

Son muchos los que solicitaron su borrador de la Declaración de la Renta 2011 el primer día habilitado para ello (de hecho se colapsó el sistema informático) y por lo tanto ya son varios los que han recibido la buena o mala nueva, en forma de factura o de dinerito fresco. Tanto si las noticias son buenas pero no tanto como preveíamos como si son directamente malas. Aún hay vuelta atrás: el nivel de errores de estos borradores es considerable. A la hora de limar euros, la mejor opción que presenta este año la Declaración de la Renta (toda vez que ha subido el IRPF para todos) son las deducciones por vivenda habitual, ya sea en alquiler o hipotecada. Míralas con lupa para ver si puede sacar beneficio, ya sea aumentado la devolución que Hacienda te propone o minimizando lo debido:

  • Desgravación por vivienda habitual:
  1. La deducción se amplía a todos los contribuyentes (no solo a los que cobran menos de 24.707 euros al año, como hasta ahora).
  2. Deducción del 15% de lo pagado en concepto de compra directa o hipoteca.
  3. El límite máximo de deducción se amplía hasta los 9040 euros.
  4. Se pueden incluir todos los pagos destinados a la vivienda, incluido por ejemplo el seguro de hogar.
  5. En 2006 cambió el sistema de deducción por hipoteca, por lo que si hemos adquirido la vivienda antes de esa fecha, debemos hacerlo constar (pues lo más normal es que nos beneficie).
  • Desgravación por alquiler:
  1. También tiene que ser vivienda habitual.
  2. Deducible el 10,05% del total pagado durante el año 2011 en concepto de alquiler a un único propietario.
  3. Debemos incluir el DNI del propietario para que Hacienda pueda comprobar que efectivamente le estamos pagando el alquiler.
  4. Nos podemos deducir hasta un máximo de 9.040 euros pero a medida que cobramos más en concepto de rentas del trabajo ese máximo se va reduciendo.
  • Desgravación por reformas:
  1. Como novedad, este año es aplicable a todas las viviendas que posea el declarante, sean vivienda habitual o no.
  2. Un máximo de 6.750 euros de deducción.
  3. Si realizamos la obra antes del 7 de mayo del año pasado, nos podremos deducir el 10% siempre y cuando hayamos ganado menos de 54.00 euros durante el año.
  4. Si realizamos la obra después del 7 de mayo,mucho mejor, pues podremos deducirnos un 20% de lo pagado por la rehabilitación siempre que cobremos menos de 71.000 euros al año.