¿Qué es una hipoteca joven? Financiación para comprar vivienda

Ser joven y querer una casa se está convirtiendo en un lujo al alcance de muy pocos. Hubo un tiempo en que no era así, y aún quedan resquicios de esos años.

Ser joven y querer una casa se está convirtiendo en un lujo al alcance de muy pocos. Hubo un tiempo en que no era así, y aún quedan resquicios de esos años.

Antes de la crisis, e incluso durante los primeros meses de la misma, ser joven y no ser rico no era necesariamente un impedimento para comprarse una casa. Los bancos (y entonces también las cajas de ahorro) sabían que los jóvenes tenían algo que ofrecerles: su juventud. Así, ofrecían financiar hasta el 100% del piso o chalet (a todas luces una barbaridad, por cierto…), llamaban la atención con unos intereses asumibles para cualquier asalariado normal y lo mejor: dejaban que los jovenes les devolvieran los préstamos hasta en 40 años. A cambio solo pedían que esos jóvenes que se compraran la casa gracias a los bancos estuvieran vinculados a la entidad durante todo el periodo que durara la hipoteca mediante cuentas corrientes, seguros, tarjetas y demás productos financieros no siempre apetecibles.

Pero tan duro ha golpeado la crisis, que esas hipotecas jóvenes se han quedado casi en una anécdota. A principios de 2009 había más de 40 ofertas de este tipo en el mercado, por las apenas 3 que podemos encontrar hoy. Como son una especia en peligro de extinción, mejor observarlas antes de que desaparezcan por completo:

  • Caja de Ingenieros: para menores de 35 años, dependiendo de la situación del cliente se puede obtener hasta el 100% del precio de la vivienda financiado y hasta 40 años para devolverlo. Se empieza con un 3,95% de interés y a partir del segundo año pasamos a un Euribor +1,20% Aporta rebajas según nuestra vinculación a la entidad: domiciliación de recibos, seguro de hogar y utilización de la tarjeta de crédito.
  • Unnim: para menores de 30 años y hasta el 80% de financiación de la vivienda. Lo malo, sus intereses, 4,75% durante los dos primeros años y luego Euribor +2,75% además de una pesada losa en forma de suelo: siempre pagaremos al menos un 4,25% de interés.
  • Banco Popular online: para menores de 35 años y financiación máxima del 80%. Empezaremos medio año al 2,75% de interés para luego pasar al IRPH (un tipo de interés hipotecario bastante ligado al Euribor) +0,6%

Como vemos, las condiciones ya no son demasiado apetecibles. El truco estaba antes en los convenios entre cajas de ahorro locales y gobiernos autonómicos y ayuntamientos, que permitía a las entidades ofrecen muchos mejores números gracias a las subvenciones públicas. Hoy no hay un duro, y por tanto no hay hipotecas baratas para jóvenes.