Quitar la cuota mensual del teléfono fijo: contrata solo Internet

Es muy probable que el caso que te voy a contar ahora te ocurra a ti también: tienes fijo e Internet en casa y móvil con Internet en el bolsillo, ¿verdad?.

Es muy probable que el caso que te voy a contar ahora te ocurra a ti también: tienes fijo e Internet en casa y móvil con Internet en el bolsillo, ¿verdad?.

Es decir, estás pagando ‘doble’ por tener el mismo servicio: lo de Internet en casa y en el móvil lo puedo entender porque, aunque las tarifas de Internet en el móvil han bajado mucho, todavía están limitadas, son un poco caras si te pasas del máximo, no van tan rápidas como en casa, etc…Entiendo que quieras tener Internet en el móvil para unas cosas y en casa para otras.

Pero, ¿y el teléfono?. Siendo sinceros, a todos nos viene mucho mejor el móvil: está siempre con nosotros, lo tiene todo el mundo, etc…El de casa nos sirve para hacer llamadas más largas y a la familia, que sabemos si está en casa o no, pero poco más; entonces: ¿para qué pagar dos teléfonos?. Lo ideal es dar de baja el teléfono fijo de casa. Te cuento lo que puedes hacer:

  • Antes que nada, has de saber que con varias las compañías que te ofrecen contratar solo Internet en casa, sin necesidad de contratar también un fijo (que te cobran una cuota mínima al mes para un teléfono que no usas demasiado ya que no sueles estar en casa).
  • Ahora tienes dos opciones: o bien ‘vives’ solo con el móvil y llamas (y que te llamen) siempre al móvil (asumiendo que los precios te interesan) o bien te puede poner un ‘fijo’ en casa a través de Internet.
  • Para esta segunda opción, por ejemplo, puedes crearte un teléfono fijo con Skype e incluso comprarte un teléfono para casa que se conecte a tu router http://shop.skype.com/intl/es/phones de manera que podrás llamar desde este teléfono sin tener que conectar el ordenador (y te podrán llamar), por unos precios razonables y a todo el mundo.

Aunque parezca una tontería, si no usas demasiado el fijo, es una muy buena solución para ahorrarte esos 15 euros que te cobran todos los meses desde tu compañía de teléfono y que al final del año son unos 180 euros.