África: la nueva fábrica del mundo es una oportunidad para España

Antes de empezar a escribir este artículo me acordé que ya había escrito uno similar sobre África hacía unos meses (en mi cabeza me parecían unos pocos)…

Antes de empezar a escribir este artículo me acordé que ya había escrito uno similar sobre África hacía unos meses (en mi cabeza me parecían unos pocos)…

…pero al buscarlo en la web me encontré con que lo escribí hace 2 años y 4 meses; en aquel artículo ya hablaba que en África se estaba convirtiendo en un país interesante para invertir.

En los años 70, España era la fábrica de Europa; a partir de los 90, China se situó como la fábrica del mundo y después de 30 años ha alcanzado un nivel de potencia mundial que es de los pocos países que ‘crece’ en plena crisis; pero a pesar de que seguimos comprando productos de China a precios que nos parecen increíbles, se han ido haciendo poco a poco más ‘capitalistas’ y han ido subiendo sus precios, con lo que se han encarecido en el mercado mundial.

Así que las grandes empresas han buscado otro ‘mundo’ que explotar y han pensado en África: países como Etiopía están empezando a atraer empresas que requieren mano de obra barata, no preparada, pero dispuesta a trabajar. España tendrá que saber jugar sus cartas como puerto de entrada a Europa de las nuevas oportunidades en África.

De todas maneras, de vez en cuando nos tenemos que acordar lo mucho que nos molesta que nos toquen el sueldo y el IVA (que es normal), pero lo que nos encanta comprar unos zapatos fabricados en la otra punta del mundo por 5 euros, sin plantearnos de donde vienen esos productos, cómo se fabrican, cómo vive la gente que los hace y cómo se destruyen los recursos naturales para poder tener productos cada vez más baratos y que duran menos.