Agencias de calificación y ranking mundial de deuda soberana

Todos los países se levantan cada día con la preocupación de que las agencias de calificación les rebajen la nota a su deuda soberana. Pero hay países con más razones para preocuparse que otros.

Todos los países se levantan cada día con la preocupación de que las agencias de calificación les rebajen la nota a su deuda soberana. Pero hay países con más razones para preocuparse que otros.

Cada vez les hacen menos caso, quizá porque se han dado cuenta (tanto los mercados como los gobiernos) de que solo son empresas privadas con los mismos intereses privados que cualquier otra, ya no tiemblan las bolsas cuando abren la boca, pero aún siguen teniendo tirón en el mundo de las finanzas. Mucho. Hablamos, y desde hace ya mucho, de las agencias de calificación de riesgo crediticio, esas tres grandes firmas que no hacen más que bajar la nota a España, a las comunidades autónomas y a nuestros bancos. Ya os contamos cómo se califica. Pero no solo se ceban con nosotros, repasemos cómo está el mundo en lo que a calidad de sus bonos se trata en orden de mejor a peor perspectiva de cambio según Fitch Ratings, los últimos en darnos una colleja:

  • Triple AAA (máxima calificación, en peligro de extinción):
  1. Australia
  2. Canadá
  3. Dinamarca
  4. Finlandia
  5. Alemania (la referencia para el resto de bonos europeos)
  6. Holanda
  7. Noruega
  8. Suecia
  9. Reino Unido
  10. Otros (Singapur, Luxemburgo…)
  • Doble AA (sobresaliente):
  1. Estados Unidos
  2. Francia
  3. Bélgica
  4. Nueva Zelanda
  5. Países del Golfo Pérsico (Abu Dhabi, Kuwait, Catar).
  • A (notable, sin ningún riesgo):
  1. Israel
  2. Eslovenia
  3. Chile
  4. Corea del Sur
  5. Malasia
  6. Malta
  7. Polonia
  8. Otros menores (Andorra, Botsuana, Trinidad y Tobago…)
  • Triple BBB (no hay riesgo de impago, pero está en el umbral de pasar a ser bono basura si hay una nueva devaluación de la nota):
  1. España
  2. Brasil
  3. Rusia
  4. Italia
  5. Sudáfrica
  6. Tailandia
  7. Colombia
  8. Turquía
  9. Uruguay
  10. México
  11. India

Como vemos, España se pone a la par con la mayoría de BRICS (líderes entre los emergentes y para muchos el futuro de la economía) pero es sobrepasado por la mayoría de países ‘serios’ de su entorno europeo. La situación actual no es preocupante, pero la perspectiva es negativa y el siguiente paso atrás sí empezaría a ser más que preocupante… Confiemos en que las agencias de calificación sigan perdiendo prestigio.