Claves de la salida a bolsa de Facebook: comprar o vender

Facebook se hace mayor. Sale a bolsa y las expectativas se disparan. No podremos comprar desde España en un primer momento, pero sin duda aquí también dará que hablar.

Facebook se hace mayor. Sale a bolsa y las expectativas se disparan. No podremos comprar desde España en un primer momento, pero sin duda aquí también dará que hablar.

Hoy es el gran día. Mucha gente lleva pensando (y ahorrando) en este día. Y todo por culpa de Facebook. Una de las mayores empresas del mundo, una empresa cuyas posibilidades están ya claramente más allá del cotilleo online, sale hoy a bolsa, lo hace en Nueva York, claro, pero la expectación es mundial. Intentemos responder a todas las preguntas sobre este nuevo valor del Nasdaq (índice tecnológico de Wall Street) que aparecerá en las pantallas con el archifamoso símbolo FB:

  • ¿Se puede comprar desde el extranjero? Ninguna de las 30 entidades que van a comercializar el primer paquete de acciones de Facebook (lo que se llama Oferta Pública de Venta o OPV) va a comercializarlo fuera de Estados Unidos. Es decir, habrá que esperar a recomprar.
  • ¿Qué precio tienen las acciones? No más de 38 euros y no menos de 28. Como fluctuará tanto, en breve estas cifras deben bailar mucho. Y será al alza, pues todas estas empresas exitosas suelen anunciar precios bajos para ir subiend y subiendo a medida que los inversores declaran su posible interés en la ‘nueva pieza’.
  • ¿Cuántas acciones salen al mercado? Aproximadamente el 12% del valor de la firma, con lo que esperan recaudar de buenas a primeras en torno a 15.000 millones de euros. Casi nada.
  • ¿Qué valoración tiene la compañía? Aquí está la clave: sale a bolsa mucho mejor colocado de lo que lo hizo Google en su día, con lo que nos podemos imaginar… Se estima que su valoración supera los 100.000 millones de dólares, y se rumorea que podría haber una segunda OPV que la dispararía por encima de los 150.000 millones de dólares.
  • ¿Qué hay de negativo? Si bien a estas horas la euforia supera con creces al pesimismo, también hay ciertas nubes negras que conviene tener en cuenta: la principal, los consabidos problemas de FB para generar ingresos por publicidad en la red; el segundo serían los problemas de privacidad, denuncias incluidas, a los que está teniendo que hacer frente sobre todo en Estados Unidos; y por supuesto, siempre sobrevuela el recuerdo de la explosión de la anterior burbuja inmobiliaria, y el no saber si ahora podemos estar cerca de otra.