Gana dinero alquilando tu coche a terceros: MovoMovo y Social Car

La verdad es que todos estamos bastante acostumbrados a alquilar una casa rural a un particular en lugar de acudir a un hotel o apartahotel, ya que nos puede salir más barato.

La verdad es que todos estamos bastante acostumbrados a alquilar una casa rural a un particular en lugar de acudir a un hotel o apartahotel, ya que nos puede salir más barato.

Pues lo raro es que no nos hubiéramos planteado hacer algo similar con el coche: en España existen desde hace un par de meses dos empresas, MovoMovo y Social Car, que te permiten alquilar tu coche a un tercero o que tú alquiles un coche a un particular.

Las ventajas son varias: para el que alquila un coche, pues se puede ahorrar unos euros y tiene un mercado muy amplio; para el que ofrece su coche, pues puede ganar un dinero que le vendrá muy bien.

Aunque el servicio me parece muy buena idea, la verdad es que, al igual que si alquilas una casa rural, las pegas también son varias:

  • El seguro del coche: este tema lo tienen resuelto en ambas compañías; en una hacen que el propietario del vehículo tenga un seguro ‘especial’ para poder alquilarlo a terceros; en la otra, aseguran que no hay problema en el uso de un coche por particulares.
  • Robos o desperfectos: la igual que cuando alquilas una casa, puedes sufrir unos inquilinos poco cuidadosos con tu casa, por eso ambas compañías aconsejan pedir una fianza entre 100 y 300 euros. La verdad es que no sabes el cuidado que va a hacer el usuario de tu coche: muchos kilómetros, conducción forzada…
  • Fiscalidad: en Social Car dejan a tu responsabilidad el declarar los ingresos que recibes del cliente (aunque ellos se quedan un 15%); en MovoMovo, ellos no cobran un porcentaje y eso lo dejan entre los particulares.
  • Estado del coche: al igual que al alquilar una casa rural, tienes que fiarte de que el coche que te alquilan funcione perfectamente, no falle, sea cómodo, etc…algo que un particular no te puede asegurar, pero una empresa de alquiler si.

De todas maneras, creo que todos estos puntos se irán solucionando poco a poco con la popularización de este tipo de servicios, que hará algo habitual el alquiler entre particulares y reducirá al mínimo este tipo de problemas.