Ganar dinero a costa del Estado, hacerse rico de forma legal

Saber aprovecharse del Estado, dentro de la legalidad, es tan inteligente como procurar sacar el máximo partido de cualquier empresa privada. Y hay fórmulsa para hacerlo.

Saber aprovecharse del Estado, dentro de la legalidad, es tan inteligente como procurar sacar el máximo partido de cualquier empresa privada. Y hay fórmulsa para hacerlo.

Se trata de un debate más de moda que nunca: el tamaño del Estado. Casi todos parecen coincidier en que no es ni grande ni pequeño, sino eficiente. Tenemos mil y un niveles de gobierno diferentes con tropecientas competencias en competencia cada uno, mucho funcionariado sin un cometido claro (eso se comenta) y despilfarros por aquí y por allá. La buena noticia es que estas deficiencias del Estado ofrecen oportunidades de negocio. Ahí va una lista de oportunidades de ganar dinero perfectamente legales a costa de las administraciones públicas (y sin problemas en cuanto al fraude):

  • Investigar: pocos la conocen, pero hay leyes que pagan a los ciudadanos que de motu propio investiguen y descubran patrimonio del Estado no compatibilizado. Es decir, si no sabemos de quién es tal o cual inmueble, lo mejor es investigarlo, si pertenece a una administración pública y no lo sabía, está obligada a darnos en torno al 10% de su valor. Puede ser mucho dinero…
  • Reclamar por patrimonio público deficiente: es el mismo caso del típico americano que comiendo en el McDonalds se encontró una rata entre las patatas y le hicieron de oro. Si nos lesionamos por caernos a una alcantarilla o una carretera en mal estado nos provoca un accidente, debemos pedir indemnización. Otra cosa es lo que tarde en resolverse…
  • Silencio administrativo: con el paso del tiempo, irregularidades de las que no se ha dado cuenta la administración pasan a consolidarse legalmente. Lo suyo es investigar en qué supuestos la administración no suele darse cuenta, y guardan también nosotros silencio.
  • Afiliación política: en nuestro país es de las mejores carreras que se pueden hacer. Afiliarse muy joven, eso sí, he ir medrando (no hace falta ser un trepa, simplemente saber colocarse) hasta que optemos a un puesto público. Lo malo es que puede que solo nos dure 4 años.
  • BOE: leerlo y releerlo. Es una fuente de empleo, aunque no lo parezca. Hay que estar atentos a qué pide la Administración y crear sociedades para solucionar esas peticiones.

Lo dicho, no es de aprovechados aprovecharse. Al menos, no siempre.