Las profesiones con menos futuro en España

Es habitual que se anuncien las profesiones con más futuro en diferentes sectores, para que la gente se anime a buscar nuevos mercados o estudios en los que meterse.

Es habitual que se anuncien las profesiones con más futuro en diferentes sectores, para que la gente se anime a buscar nuevos mercados o estudios en los que meterse.

Pero hoy voy a ser un poco ‘negativo’ y hablarte de algunas profesiones con poco futuro, es decir, algunas profesiones que existen hoy en día pero la tecnología, la sociedad o el desuso, han hecho que vayan desapareciendo o vayan a desaparecer en unos años.

Un ejemplo ‘fácil’ de ver son los empleados de correos: aunque algunos defenderán su uso para paquetería y envíos similares, nosotros mismos nos damos cuenta que cada vez recibimos menos correo en nuestro buzón ‘tradicional’ (como mucho facturas, pero incluso éstas se están pasando al correo electrónico); es muy fácil de ver: ¿cuándo fue la última vez que enviaste una carta manuscrita?. Seguramente, solo en Navidad; pero es lógico: si existe un medio más rápido, más barato (gratuito) y más sencillo de usar, es normal que se imponga.

Otro ejemplo que nombran en esta noticia son ‘los taquilleros’, aunque no solo se refieren a los taquilleros de cine, sino a los de autopistas, aparcamientos, teatros, etc….También es fácilmente comprobable como en los grandes cines han reducido considerablemente las taquillas y las han sustituido por máquinas de recogida de entradas; en este caso no es más barato, pero si te asegura tener entradas suficientes, poder ir a la hora ‘justa’ al cine (con tus entradas aseguradas) y elegir el lugar que más que te guste.

Aunque no lo nombre la noticia, si que es ‘probable’ que en un plazo de tiempo más largo, desaparezcan, por ejemplo, supermercados (ya que realizaremos la compra online), kioscos (ya que no se venderá prensa en papel), librerías (ya que se comprará en formato electrónico), tiendas de videojuegos (se descargarán online), los videoclubs (los pocos que queden) o los propios cines (para poder ver las películas de estreno en tu casa)…

De todas maneras, no hay que desesperar: muchos decían que los teatros iban a desaparecer con la invención del cine y siguen ahí; además, otros muchos negocios aparecen cada día: ¿quién iba a pensar hace 10 años el negocio que existe hoy con smartphones, aplicaciones de móvil, tablets, tiendas online…?