Apuestas deportivas y Eurocopa: trucos para ganar dinero

Cuando llega un gran acontecimiento deportivo como la Eurocopa de fútbol, se disparan las ganas de apostar. Puede ser un buen negocio si sabemos cómo manejar nuestro dinero, y no tener sorpresas.

Cuando llega un gran acontecimiento deportivo como la Eurocopa de fútbol, se disparan las ganas de apostar. Puede ser un buen negocio si sabemos cómo manejar nuestro dinero, y no tener sorpresas.

Las casas de apuestas físicas, esos bares llenos de pantallas y luces que nos invitan amablemente a demostrar nuestros conocimientos sobre deportes, llevan meses instalados en algunas provincias españolas. Pero no en todas. Por ello, las apuestas por Internet siguen llevándose el gato al agua. Es fácil, todo lo barato que queramos, y las opciones son infinitas, pero hay algunas cuestiones que debemos tener en cuenta antes de darle al ratón.

  • ¿Se puede apostar desde cualquier país? Es un tema complicado, pues se divide en dos: dónde está la casa de apuestas y desde donde se emite la apuesta. En cuanto a la primera pregunta, en España están restringidas las casas de apuestas online, lo que no quiere decir que, atendiendo a la segunda pregunta, sea ilegal apostar por Internet. Podemos apostar online, pero lo haremos siempre en casas de apuestas con sede en otros países (normalmente pequeñas islas y similares…). Pero si nos vamos de vacaciones, ahí ya dependerá de las leyes del país en cuestión. Hay estados que no permiten el juego en ninguna de sus variantes, y si apostamos online desde esos países nos arriesgamos a que, si nos pillan (cosa poco probable) no recibamos las ganancias acumuladas.
  • Paypal: sin duda el método de ingreso de fondos más recomendable. Nos aseguramos que, ante cualquier error o ilegalidad de la casa de apuestas, no perderemos el dinero. Lo malo es que solo Bwin permite esta aplicación para el ingreso de fondos. El resto de casas de apuestas más conocidas, así como las casas de poker online, no tiene la opción Paypal disponible, solo ‘invitan’ a meter dinero vía tarjeta de crédito.
  • Bonos gratis: cuidado, pues puede ser muy jugoso el hecho de que ingresemos 10 euros y nos den otros 10 euros gratis, pero no es oro todo lo que reluce. A menudo, estos bonos van condicionados a obtener una ganancia mínima para poder retirar el dinero (ingresarlo en nuestra cuenta) o hacer un número mínimo de apuestas para poder utilizar ese bono gratuito.
  • Combinadas: el verdadero truco. Puede que apostar a cosas fáciles, con por ejemplo una rentabilidad de 1,2 a euro apostado sea poco apetecible por mucho que seguramente ganemos, pero si mezclamos 4 o 5 apuestas con altas probabilidades podemos ponernos perfectamente en un 3 euros por euro apostado que nos puede hacer reunir un buen capital en poco tiempo.