Diferencia entre fondos de inversión y depósitos

Con la crisis muchos nos hemos ido poniendo un poco al día en temas de economía,entendiendo conceptos que antes nos sonaban todos igual y desconfiando bastante de lo que nos cuentan en bancos y prensa

Con la crisis muchos nos hemos ido poniendo un poco al día en temas de economía,entendiendo conceptos que antes nos sonaban todos igual y desconfiando bastante de lo que nos cuentan en bancos y prensa

Se han descubierto fraudes, letras pequeñas, condiciones ocultas, preferentes, suelos de hipotecas….que antes no sabíamos ni que existían (ni nos importaban, la verdad). Uno de esos aspectos que creo que mucha gente no se fijaba son los depósitos y los fondos de inversión, que aunque parezcan lo mismo, no lo son. Aunque las condiciones y tipos de cada uno varían dependiendo del producto ofrecido, intentaremos explicarte la diferencia entre ambos.

Los depósitos es un dinero que inviertes en un banco (como podrías hacer con una cuenta de ahorros), durante un plazo fijo (aunque puedes retirarlo antes de ese plazo, pero te penalizarían) y normalmente con un interés asegurado (aunque puedes contratarlo variable) este depósito tiene las ventajas de estar asegurado y las desventajas de ciertas penalizaciones si retiras el dinero antes del plazo o que la fiscalidad (el pago de impuestos) se aplica cada vez que el depósito te da beneficios (cada 3, 6, 12 meses…según el depósito). Suelen estar más accesibles a todo el mundo (inversiones menores) y el interés es menor. Otro riesgo es que está vinculado a un banco y si éste quiebra, el depósito se pierde si supera los 100.000 euros que cubre el fondo de garantías.

Los fondos de inversión suelen requerir inversiones mayores y no están tan accesibles; los intereses son mayores y el riesgo también, ya que no te aseguran el interés. Para hacerte una idea, los fondos de inversión consiste en reunir el dinero de varios inversores y que un gestor lo vaya invirtiendo en diferentes intereses variables (bolsa, bonos del tesoro, inversiones fuera del país…). Como ventaja es que no está vinculado a un banco (no se pierde en caso de quiebra) sino a un grupo inversor y que la fiscalidad es ventajosa frente a los depósitos (aunque el impuesto a pagar es el mismo, los impuestos no se pagan hasta retirar el dinero del fondo, por lo que el pago se aplaza). Como desventajas, además del riesgo, son los intereses y comisiones que se pagan al inversor.