Empleo seguro en el sector del videojuego y la animación

Si eres creativo, no te asustan los números y te apasiona el cine o los videojuegos, tienes un trabajo esperándote. Nuevas profesiones que pueden sacarte de la crisis.

Si eres creativo, no te asustan los números y te apasiona el cine o los videojuegos, tienes un trabajo esperándote. Nuevas profesiones que pueden sacarte de la crisis.

Ya lo hemos escuchado más de una vez: los videojuegos generan más negocio que el cine, la música y el teatro juntos. Es un buen dato para empezar. Por otro lado, los cines 3D, Imax y demás avances de la tecnología están recuperando el maltrecho mundillo del cine. Para terminar con los datos alentadores, conviene saber que al menos 200 personas intervienen de forma directa en la creación de un videojuego o una película de animación, desde diseñadores, programaciones, ilustradores, guionistas… Todo un mundo de posibilidades en el que hay pleno empleo: las productoras no encuentran suficiente mano de obra cualificada para cubrir su demanda, con el consiguiente aumento de los salarios que esto produce. Ahí va una serie de profesiones originales y con futuro asegurado, todas relacionadas con la diversión digital desde el sofá:

  • Programador gráfico 3D: son pocos los programas capaces de dar vida en 3D a unos simples bocetos, y esos son los que debemos dominar.
  • Programador de aplicaciones: las famosas apps de Iphone, Ipad o Android son el futuro, y saber crear aplicaciones interactivas, un seguro de vida.
  • Lead Techical artist: o coordinador audiovisual de videojuegos, en español. Imprescindible manejo de las plataformas virtuales y algo índice de creatividad.
  • Animador: dícese del encargado de dotar de realismo a los personajes de una historia, definir su carácter, expresiones… Si su trabajo es malo, el videojuego o película también lo será.

Para todas estas profesiones lo más importante es ser autodidacta. Si bien es imprescindible cursar alguna profesión relacionada con las ingenierías, matemáticas o informática, nuestro valor añadido será la capacidad que demostremos en el uso de un determinado programa, en una determinada herramienta. Bucear en Internet para saber cuáles son los instrumentos clave en este mundo es el camino más corto hacia el éxito. Lo cual no quiere decir que sea fácil, por supuesto.