¿Hay diferencia entre convivir en pareja y ser pareja de hecho?

Conozco mucha gente que, actualmente, está viviendo con sus parejas y no hay un documento que lo demuestre: no se han casado (ni por lo civil ni por la iglesia) ni tienen previsto hacerlo.

Conozco mucha gente que, actualmente, está viviendo con sus parejas y no hay un documento que lo demuestre: no se han casado (ni por lo civil ni por la iglesia) ni tienen previsto hacerlo.

Pero en seguida surge el comentario de los que si están casados: ‘hombre, si no te vas a casar, por lo menos hazte pareja de hecho’; entonces yo siempre pregunto: ‘¿para qué sirve hacerse pareja de hecho?’; y nunca me saben responder (o, por lo menos, no saben justificar por qué alguien debe ir a hacerse ese papel).

Nosotros ya te comentamos hace un tiempo qué la diferencia que existe entre una pareja de hecho y un matrimonio, a nivel legal, es poca, es decir, si quieres ‘formalizar’ tu relación pero no te gustan las bodas, las parejas de hecho son una buena opción.

Ahora bien: ¿para qué hacerse pareja de hecho si ya convivo con mi pareja y estamos tan contentos?; pues puede ser interesante si, por ejemplo, estáis pensando hacer una compra en común de un piso: si compráis un piso entre los dos, es lógico que el 50% del piso es vuestro (eso se pone en las escrituras); pero si, por ejemplo, uno fallece, el otro 50% ¿quién se lo queda?; pues se lo quedaría los herederos legales del fallecido (sus padres o familia directa), si no hay un papel que diga que su pareja de hecho tiene ‘derecho’ a ese 50%.

Otro ejemplo: conozco una pareja que convive hace ya un par de años y ella es inmigrante; a ella se le acaba el visado de estudiante y, además, quiere trabajar en nuestro país; con un visado de estudiante no puede trabajar en España, pero si es pareja de hecho, si que obtiene derecho para poder trabajar aquí.

Otros ejemplos son temas de herencias, indemnización, pensión…Aquí lo tienes realmente bien explicado.