La crisis económica de Japón y su parecido con la española.

He leído y oído varias veces que la crisis que estamos pasando se parece mucho a la que pasó, a partir de 1990, Japón, tanto por su origen como por sus resultados. También he oído que no se parecen

He leído y oído varias veces que la crisis que estamos pasando se parece mucho a la que pasó, a partir de 1990, Japón, tanto por su origen como por sus resultados. También he oído que no se parecen

Objetivamente, yo si que veo ciertos parecidos entre ambas, cada una a su escala y generada por unos motivos, a mi parecer, similares.

La burbuja inmobiliaria en Japón duró una década (sobretodo, de 1980 a 1990) y sus consecuencias todavía se sienten hoy; durante esa década el crecimiento del país fue cercano al 9% y éste venía dado, sobretodo, por el crecimiento inmobiliario, ya que las empresas invertían en terrenos, que eran muy valorados, y la gente invertía en empresas que tenían muchos terrenos; con ese dinero, las empresas seguían invirtiendo en bienes inmobiliarios. Como se puede ver, bancos, la bolsa, las empresas, y la construcción estaban íntimamente relacionados con el crecimiento del país.

Ahora algunos datos: desde 1955 hasta 1990 (cuando acabó la burbuja inmobiliaria), los pisos habían multiplicado su valor por 75, la bolsa casi se había multiplicado por 4, el crecimiento del país estaba cercano al 9% y Japón concentraba el 20% de la economía mundial; solo Tokio valía más que todo EEUU y algunos barrios de Tokio valían más que la economía entera de un país desarrollado.

Las consecuencias fueron graves: la bolsa volvió a valores originales, los pisos bajaron un 63%, los intereses aumentaron, comenzó a existir el desempleo (algo desconocido para ellos hasta ahora) y todavía hoy siguen recuperándose de aquella burbuja (habiendo pasado una larga recesión); los pisos crecen hoy a un 1% anual.

Los datos exactos en España dependen de la fuente y del momento, pero yo si que conozco historias de pisos que se habían comprado en España en 1970 por 1 millón de pesetas y hoy se vendían por 50; un crecimiento en España que superó el 6% y hoy estamos en recesión, un paro que bajó hasta un 8% (inaudito en España) y hoy supera el 25%, una bolsa que hoy está cerca de los 6000 puntos y que llegó a multiplicar por tres ese valor.

Las consecuencias finales de esta crisis tardaremos en verlas, pero a mi, los datos (sin entrar a valorar el por qué de cada crisis) no me parecen tan distintos.