¿Sabías que no es lo mismo deuda que déficit?. Te lo explicamos

Con todo esto del rescate más de uno ha caído en una consideración que ha hecho el Gobierno: el préstamo a los bancos es deuda de los bancos pero no déficit; aunque sus intereses si que son déficit.

Con todo esto del rescate más de uno ha caído en una consideración que ha hecho el Gobierno: el préstamo a los bancos es deuda de los bancos pero no déficit; aunque sus intereses si que son déficit.

Esto, que parece un trabalenguas, es una muestra más de ingeniería financiera, pero más sencillo de entender de lo que parece.

El déficit es la diferencia entre lo que ingresamos y lo que gastamos: aunque en este caso estamos hablando del estado (déficit público), puede aplicar a empresas, a tu economía particular, etc…Por ejemplo, durante los años de bonanza económica, el estado ingresaba más de lo que gastaba, por lo que tenía superávit; ahora gasta más de lo que ingresa, por lo que tiene déficit; el cómo ‘soporta’ ese déficit, es decir, cómo consigue gastar más de lo que tiene, es otro tema (puede hacerlo con deuda, préstamos, con financiación…).

Por ejemplo, tú puedes haberte comprado un coche y pagarlo a plazos: has gastado más de lo que tenías, pero no tienes que pedir un préstamos para ello, sino que tienes previsto ir pagando tu coche con los meses, según vayas teniendo ingresos por tu trabajo, etc…Tienes déficit.

La deuda es distinta: la deuda consiste en obtener recursos (préstamos, etc) de terceros para que tú puedas cubrir tus necesidades o intereses; en el caso del estado, por ejemplo, con el rescate a los bancos, éstos últimos tienen una deuda con el FROB, ya que este les va a prestar dinero, pero los bancos lo tienen que devolver (con las condiciones que quiera dar el FROB: restructuración, intereses, etc).

Con el ejemplo anterior del coche: imagina que donde vas a comprar el coche no quieren financiártelo, es decir, te ‘obligan’ a pagarlo todo de golpe; pues tú puedes ir al banco y pedir un préstamo, así puedes comprarte el coche; en este caso, tú tienes la deuda, que tienes que devolver, con el banco.

En el caso del rescate a los bancos: aunque el préstamo computa como deuda (se va a devolver, tanto de los bancos al FROB como del FROB a Europa), los intereses si que generan déficit (es un dinero que no estaba previsto) y que se tiene que generar para devolverlo a Europa.