Céntimo verde y céntimo sanitario: ¿qué son? ¿Cuánto nos cuestan?

El combustible (bien sea gasolina o gasóleo) en España es caro y ha subido mucho en los últimos años; aun así, a los políticos no paran de repetirnos que es barato comparado con otros países.

El combustible (bien sea gasolina o gasóleo) en España es caro y ha subido mucho en los últimos años; aun así, a los políticos no paran de repetirnos que es barato comparado con otros países.

Y aunque eso puede ser (o era) verdad, lo que quieren los políticos es ir metiéndonos más impuestos en el combustible porque saben que así recaudan más: aproximadamente, más del 50% de lo que pagas por cada litro de combustible son impuestos: bien el IVA, impuesto de hidrocarburos e impuesto especial de ventas minoristas. Pero les parece poco.

Por eso se han inventado dos impuestos nuevos: el céntimo verde y el céntimo sanitario (aunque la Unión Europea le obliga a retirarlo en 2013); para empezar, hazte una idea de lo que le gustan a los políticos los eufemismos (y mentir, básicamente): primero lo llaman céntimo (como si así fuese poco), pero en verdad son 4-5 céntimos; segundo, lo llaman ‘verde’ y ‘sanitario’ para que parezca algo bueno y positivo: es como llamarlo ‘céntimo de la paz mundial’…nadie podría oponerse a ello.

El céntimo verde es un impuesto que aplican las administraciones a los combustibles y que se utiliza para pagar el déficit tarifario (del que ya te hablamos) y para pagar la subvención de energías renovables; al final, es un impuesto más que recaudan para usarlo en esos fines, pero el problema de todo es una mala gestión; de todas maneras, es lógico que nadie se oponga a pagar un poco más para ayudar a las energías renovables ya que están contaminando mucho con sus vehículos.

El céntimo sanitario, como indica su nombre, se utiliza para pagar en las comunidades autónomas (que tienen cedidas las competencias) parte de los gastos sanitarios: la justificación, esta vez, se la sacan de decir que los vehículos y los combustibles dañan mucho nuestra salud y por ello deben recaudar más dinero para ‘sanar’ a los hospitalizados por los humos.

Aunque me parece bien ‘luchar’ contra la contaminación, a favor de las energías renovables y a favor de la sanidad, si de verdad quisieran acabar con estos problemas, favorecerían el transporte público, penalizarían el uso del coche privado, favorecerían el uso de vehículos ecológicos, etc…Dar ayudas a empresas de automóviles (que tanto contaminan), no parece una buena medida para luchar contra la contaminación.

No me extrañaría en breve ver un céntimo solar (pagar por tomar el sol ya que afecta a nuestra piel y colapsamos los hospitales), el céntimo aéreo (pagar por respirar, ya que se nos llenan los pulmones de aire contaminado) y el céntimo vital (ya que vivimos demasiado y eso colapsa los hospitales).