¿Cuántos años tendré que trabajar para poder jubilarme?

Hay que empezar a pensar en la jubilación mucho antes de que nos llegue ese momento. Y no por vagancia, sino porque nuestra pensión dependerá de lo que hagamos desde mucho tiempo antes.

Hay que empezar a pensar en la jubilación mucho antes de que nos llegue ese momento. Y no por vagancia, sino porque nuestra pensión dependerá de lo que hagamos desde mucho tiempo antes.

El sistema de Seguridad Social no se ha quedado al margen de las reformas emprendidas por el gobierno en las últimas semanas, y eso tiene a todo trabajador preocupado porque, para qué engañarnos, trabajar dignificará pero no apetece nada. Los ninjas estamos muy atentos a este tema desde hace ya tiempo.

Lo más importante que debemos saber es que el mínimo de cotización necesaria para tener derecho a jubilación (pagada, se entiende, que cada cual deje de trabajar cuando quiera si no necesita pensión) se mantiene como hasta ahora en 15 años. Pero no es lo mismo trabajar más o menos años en relación con lo que percibiremos luego… Antes de nada hay que saber que se trata de una prestación universal para todo aquel que cumpla los requisitos y que es imprescriptible, es decir, automática desde que dejemos de trabajar oficialmente sin necesidad de mayores trámites ni condiciones. A partir de ahí, la novedad más importante es que para acceder a la jubilación plena necesitaremos un mínimo de 37 años cotizados (trabajados con Seguridad Social) y una edad mínima de 67 años. Otro cambio importante es que se ha cambiado la base para calcular lo que nos corresponderá desde los últimos 15 años trabajados hasta los 25 últimos. Esto no es precisamente bueno porque, normalmente, ganamos más dinero en los últimos años de trabajo.

Hasta llegar a la prestación plena por jubilación hay muchos peldaños intermedios:

  • 15 años cotizados (el mínimo para tener derecho a pensión): cobraremos el 50% de lo que nos correspondería como jubilación plena.
  • 20 años: 61,3%
  • 25 años: 72,73%
  • 30 años: 84%
  • 35 años: 95,5%

Los cambios en la legislación hacen que posponer la jubilación sea poco apetecible pero muy recomendable, pues antes con solo 25 años cotizados ya accedíamos al 80% de la pensión máxima, mientras que ahora se reduce en casi un 10%. Como era de esperar, cada vez habrá que trabajar más para vivir mejor más años una vez jubilados. Ley de vida, dicen.