Descuentos en gasolina, llenar el depósito barato

Repostar es un mal necesario para miles de personas. Y va a peor, dados los precios siempre ascendentes de la gasolina. Por eso cada vez hay más competencia entre las tarjetas descuento.

Repostar es un mal necesario para miles de personas. Y va a peor, dados los precios siempre ascendentes de la gasolina. Por eso cada vez hay más competencia entre las tarjetas descuento.

Las tarjetas y cupones descuento son un tema recurrente para nosotros los ninjas. Quizá porque no se les conoce lo suficiente, o porque tienen mala fama en forma de comisiones o condiciones sibilinas, son una oportunidad de ahorro que debe ser tenida más en cuenta. Entre las múltiples y variadas opciones que presenta, tenemos las tarjetas descuento para gasolineras como las más útiles, y también las más aceptadas por el gran público conductor. Hagamos un repaso de lo mejor de lo mejor:

  • Tarjeta Visa Cepsa: 5% de descuento en gasolina y 1% de descuento en el resto de productos a la venta en gasolineras Cepsa.
  • Cualquier tarjeta de ING Direct: 3% en gasolinersa Galp y 1% en gasolineras BP (hasta 2013).
  • Cualquier tarjeta de crédito CAM: 3% de descuento en gasolineras BP (hasta 2013).
  • Tarjeta Visa Repsol: un clásico. Las hay en versión ordinaria y oro. Lo mejor, que vale para Repsol, Campsa y Petronor, es decir, buena parte de la red de servicios. Un 2% que se incrementa hasta el 3% de descuento si pasamos de 400 euros mensuales de facturación en gasolineras. Repsol también ofrece su tarjeta Máxima, en este caso de tipo monedero, con el mismo 2% en gasolina pero un 5% en artículos de tienda hasta 2013.
  • MasterCard Viajarás Más: puede estar asociada a diferentes bancos, y en todos nos dará un 2% de descuento en gasolina BP.
  • Banco Santander Queremos ser tu Banco: todas las tarjetas asociadas a esta promoción vienen con un 2% de descuento en general en estaciones Galp y un 3% si repostamos en miércoles.

Como siempre, lo primero que debemos comprobar son las comisiones, pues aunque la mayoría de tarjetas no tienen o tienen muy poca comisión solo de mantenimiento, pueden no sernos rentables. Una vez comprobado esto, fijarnos en la marca de la gasolinera en la que solemos repostar, o si cerca tenemos otra marca que nos permita acceder a más descuentos. En todo caso, para un conductor medio de uso diario, el descuento a final de año es importante. Por ejemplo, si repostamos 2.000 euros al año, el 3% supone nada menos que 60 euros, y eso sin contar las compras que podamos hacer en las tiendas de la gasolinera… Y si además la utilizamos dos o más personas (las tipo monedero en ocasiones dan esta opción), multiplicamos beneficios.