¿En qué productos sube el IVA reducido? ¿Qué sube al 21%?

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

Todo son preguntas una vez que se ha hecho efectiva la amenza de subida del IVA tanto reducido como normal. Aquí estamos los ninja para aportar algunas respuestas.

El gran golpe a nuestros bolsillos se anunció entre semana en el Congreso y se ha culminado ahora en Consejo de Ministros. Seguro que ya todos estamos al tanto, pero recordemos los cambios en el Impuesto Sobre el Valor Añadido, el impuesto indirecto, y por lo tanto igual para todos, más importante:

  • Tramo superreducido: se mantiene en el 4%
  • Tramo reducido: sube del 8% anterior al 10% actual. Se calcula que 6 de cada 10 euros que gasta una familia media se van a productos grabados con el IVA reducido o superreducido
  • Tramo normal (llamado ‘de lujo’ por algunos, tramo ‘general’ por otros): del 18% anterior (hace un par de años estaba en el 16%) al 21% actual.

Esta subida, además de ponernos en la cabeza de Europa en cuanto a IVA más elevado, solo por detrás de países (curiosamente) rescatados como Grecia e Irlanda que lo tienen al 23%, se notará especialmente en unos productos, y en otros no tanto, ¿qué sube?

El tramo de IVA superreducido se queda como estaba, por lo que productos de primera necesidad como fruta, leche, huevos, pan, queso, huevos, verduras y otros como libros o periódicos y viviendas de protección oficial. También las medicinas tributan con este IVA. Se está estudiando ampliar la lista de alimentos de primera necesidad, así como meter productos como compresas o higiene personal, pero aún no hay nada decidido.

Gracias a la subida del tramo reducido, subirán de precio (o tendrán menos beneficios) casi todos los alimentos (carnes, pescados, pasta, lácteos…), los billetes de todo tipo de viajes, servicios sanitarios, entradas a cualquier espectáculo, construcción de viviendas y, ojo, todo lo relacionado con el turismo. Así, una de las quejas principales se centra en encarecer el único sector que tira de la economía española en crisis, el sol y playa. Tabaco y alcohol quedan fuera de esta partida.

El resto de productos suben ese 3% sobre el total del precio del producto, que en realidad es un aumento del 17% del impuesto, pues por definición es de IVA general todo lo que no es de los otros tramos de IVA. Así, un coche medio de 14.000 euros subirá aproximadamente 600 euros de media, la compra-venta de una vivienda usada miles de euros y productos de electrónica también verán su factura aumentada.