Profesiones con alta demanda de empleo, se buscan licenciados TIC

En el campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación hay trabajo. Pero es muy especializado y requiere altísimo nivel en programas muy concretos.

En el campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación hay trabajo. Pero es muy especializado y requiere altísimo nivel en programas muy concretos.

De abogados está el mundo lleno, dicen las habladurías. Y tienen razón. También hay muchos periodistas, economistas y albañiles, por poner algunos ejemplos de profesiones con alta demanda en otros tiempos pero que ahora se han quedado atrás en la lista de peticiones de las empresas. Por eso es importante dirigir nuestro currículum a lo que demanda el mercado laboral. Porque demanda, aunque no lo parezca, hay.

Hay demanda por ejemplo en el campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS). Dentro de este extenso pero concreto campo destacan tres perfiles muy demandados:

  • Multimedia: es el único sector que se salva dentro de la comunicación más tradicional. Pero se demanda un perfil muy concreto, sobre todo enfocado al dominio de determinados programas de animación, efectos y postproducción. Incluso si no somos licenciados en esta materia, puede ser una buena idea invertir en un iMac y una licencia oficial de uno de estos (caros) programas profesionales y echar horas y horas hasta que seamos los mejores en la materia: VLC, Pinnacle, Avid, VirtualDub o programas en Linux son las mejores opciones.
  • Informáticos: si bien ya no estamos en el boom de finales de los años 90, las redes sociales, smartphones y tablets están haciendo vivir un segundo buen momento a los ingenieros de esta rama.
  • Telecomunicaciones: en un mundo cada vez más comunicado, estos expertos en unir información son altamente demandados, y se trata del sector mejor remunerado dentro de las TICS.

El 90% de los profesionales de este sector piensan que en 2013 la situación será mejor que la de 2012, resultado que no se ve muy a menudo en otros sectores. Además abogan por el papel del autónomo: estamos ante oportunidades de trabajo puntuales pero bien remuneradas, que buscan perfiles muy concretos para proyectos concretos, no contratos a largo plazo con poco aliciente de mejora y cambio. Estamos ante uno de los nichos de trabajo que mejor está sabiendo adaptarse a la crisis. Ya han cambiado el modelo de relación laboral y está en nuestra mano subirnos al carro.