¿Qué son los beneficios sociales en la empresa?. ¿Qué tipos hay?

Aunque con la crisis actual los beneficios sociales se han recortado mucho en las empresas, durante la época ‘de vacas gordas’, eran bastante comunes y hoy en día algo sigue quedando.

Aunque con la crisis actual los beneficios sociales se han recortado mucho en las empresas, durante la época ‘de vacas gordas’, eran bastante comunes y hoy en día algo sigue quedando.

‘¿Qué son los beneficios sociales en la empresa?’. Los beneficios sociales son un tipo de compensación, más allá del salario, que el trabajador recibe por parte de la empresa para poder realizar mejor su trabajo.

‘¿Qué tipo de beneficios sociales existen?’.
Los hay de muchos tipos: los más habituales el móvil de empresa, es decir, que la empresa da al trabajador un teléfono móvil (seguramente con Internet) para que pueda comunicarse con sus compañeros, con clientes, responder emails, etc…Otro beneficio muy conocido (aunque no tan extendido) es el coche de empresa: es decir, un vehículo que da la empresa al trabajador para que pueda desplazarse a la oficina o a ver clientes, pagando la empresa el alquiler, gasolina, etc…

Existen otros como tickets de comida, seguros médicos, guardería en la empresa, etc…o incluso el horario flexible, para conciliar la vida laboral y familiar, es un beneficio social.

‘¿Por qué ofrece este tipo de beneficios la empresa?’. Primero (y me gustaría pensar que más importante), por tener a sus empleados contentos y ‘unidos’ a la empresa; segundo (y creo que es la verdadera razón), porque las empresas pueden ganar algo al respecto: por raro que parezca, ofrecer estos beneficios sociales puede beneficiar a la empresa más que perjudicarla (por el coste que supone).

Por ejemplo: si la empresa da un coche de empresa al trabajador, éste no tiene que alquilar un vehículo cada vez que se marcha a ver un cliente, con el coste que ello supone; además, el trabajador, al recibir este ‘beneficio’, puede tener un salario algo menor que el que requeriría si no lo tuviera y al ser un gasto de empresa, ésta lo puede desgravar.

Otro ejemplo: el teléfono móvil puede ser un coste para la empresa, pero también consigue tener localizados siempre a los trabajadores, que éstos tengan siempre acceso al correo electrónico, etc…consiguiendo así oportunidades de venta que antes perdían.

Aunque yo no le diría que no a ninguno de estos beneficios sociales, la verdad es que éstos nos atan poco a poco al trabajo y, además, hoy en día es más difícil encontrarlos con la crisis actual.