Webs para ser freelance en España: Elance, oDesk, Twago…

En un momento en el que nadie contrata a nadie por miedo (a tener que echarle al poco tiempo, a no saber si va a poder pagarle, a no saber si va a tener trabajo para esa persona dentro de dos meses…)

En un momento en el que nadie contrata a nadie por miedo (a tener que echarle al poco tiempo, a no saber si va a poder pagarle, a no saber si va a tener trabajo para esa persona dentro de dos meses…)

…el convertirse en Freelance es una buena idea. Y es una buena idea para ambas partes: por un lado, las personas en paro pueden encontrar un trabajo, que dure más o menos tiempo, con el que tener un ingreso durante unos días, semanas o incluso meses; por otro, las empresas pueden encontrar un perfil adecuado para hacer un trabajo sin necesidad de meterse en contratos, indemnizaciones, etc..Ya lo dije hace tiempo: en 100 años, todos autónomos.

Por suerte, en nuestro país (y en todo el mundo) existen webs dedicadas a poner en contacto a las partes interesadas, trabajadores y empresas: y no me refiero a las típicas webs de empleo o a empresas de trabajo temporal, sino a webs específicas para ofrecer un trabajo que puede durar 4 horas o 4 meses.

Nuestros amigos de Consumer, web que nunca dejo de recomendar, han hecho una recopilación de las mejores webs para freelances en España, comparando para qué puede ser mejor cada una y en qué situación. Comparan Elance, oDesk y Twago.

Elance está más orientada a trabajos de informática, Twago es perfecta si buscas empleo en nuestro país (o en un país de habla hispana) y oDesk es el que más ofrece por menos (la versión gratuita es bastante completa); te recomiendo leerte bien el artículo de Consumer y, por lo menos para empezar, que te des de alta en las tres y vayas comprobando por tu cuenta cuál te gusta más: algunas te cobran por cada oferta que te envían, otras no están en castellano, otras están más supervisadas (para que no haya ofertas ‘falsas’), etc…

También hay que recomendar estas webs a la empresas (y a particulares), para que decidan ‘contratar’ pequeños trabajos a profesionales, a buen precio, y no meterse a aprender algo que les va a costar muchas más horas y dinero que subcontratarlo a un verdadero profesional; así las cosas irán un poco mejor para todos.