Au pair: una oportunidad laboral para ir a otro país

Hace aproximadamente dos meses que un compañero de trabajo me comentó que tenía previsto tener un Au pair en casa. Y le pregunté, ‘¿qué es eso?’. Ahora lo tengo bastante claro

Hace aproximadamente dos meses que un compañero de trabajo me comentó que tenía previsto tener un Au pair en casa. Y le pregunté, ‘¿qué es eso?’. Ahora lo tengo bastante claro

Desde entonces he leído algo más al respecto y he descubierto no solo que no es una mala idea, sino que es una oportunidad de recibir ayuda en casa o incluso una oportunidad de trabajo para muchas personas que quieran ir a otro país.

No sé si recordarás que hace un par de años te hablé de las Familias Anfitrionas: en aquel caso, una familia española acogía a personas de otro país (normalmente estudiantes) a cambio de cobrar un dinero por ello; a cambio, ellos le daban casa y comida y la persona estudiante aprendía el idioma (y sus padres la tenían controlada).

El Au pair es similar, aunque al contrario: también se acoge a una persona (normalmente estudiantes, aunque también hay más mayores) y se les da de comer y se les facilita una vivienda; la diferencia es que, en lugar de cobrarles, se les paga un dinero; todo esto es cambio de que ciertas horas al día pactadas (por ejemplo, 5 horas al día), se encarguen de cuidar, por ejemplo, a los niños de la casa. La idea no es que hagan tareas de la casa o del niño, sino que le cuide, le hable en otro idioma, juegue con él…

Por unos 300 o 400 euros al mes que cobre, puedes tener, prácticamente, una niñera todos los días; el lado negativo es que pierdes intimidad en tu casa (aunque puedes habilitarle otra vivienda, pero debes facilitarle un alojamiento) y debes darle también alimentación. No es perfecto, pero es una buena idea.

Además, con la crisis, la gente puede plantearse irse de Au-pair a otro país: te registras en alguna web, y, cuando te escojan, vas a otro país donde tienes casa y comida (y te pagan), con lo que aprendes un idioma y tienes oportunidad de trabajar en otra cosa; a mi me parece una opción perfecta que puedes combinar con otros trabajos o con un curso de idiomas.