Ayudas públicas para crear empresas, subvenciones a autonomos

Aunque parezca mentira, aún hay institucionces públicas que dan ayuda a los emprendedores de este país. Solo hay que tener muy en cuenta sus procedimientos y condiciones.

Aunque parezca mentira, aún hay institucionces públicas que dan ayuda a los emprendedores de este país. Solo hay que tener muy en cuenta sus procedimientos y condiciones.

En tiempo de recortes, es más necesario que nunca rebuscar para encontrar una ayudita pública con la que hacer realidad nuestro sueño emprendedor. La buena noticia es que sin duda cumplimos el requisito básico: querer montar una empresa y tener una idea para llevarla a cabo. Una vez con esto asegurado, hay un procedimiento estándar con el cual llamar ventanilla tras ventanilla y asegurarnos el éxito.

Empezando por lo más lejano, miremos a la Comisión Europea. Este mes pone en marcha su Plan de Acción para Estimular la Iniciativa Emprendedora. Hasta el 1 de octubre, y desde su página web oficial, está abierta una ronda de consultas con todo aquel que quiera aportar algo. Es la mejor manera de que lo que nos ofrezcan se parezca a lo que necesitamos. Estamos además dentro del séptimo Programa Marco (hasta 2013) para la consolidación del Espacio Europeo de Investigación, y también está en vigor el plan Jeremie, para mejorar el acceso a la información de las pymes. El plan Media 2007 también está entre esos fondos del Programa Marco y está destinado a empresas audiovisuales, y las ayudas ECO-Inovación para empresas que tengan que ver con las renovables.

Un ejemplo más cercano en cuanto a localización y características es Avalmadrid. Más de 4.000 pymes se han beneficiado desde 2008 de más de un millón de euros creando institutos municipales para el Empleo y la Difusión Económica (IMEPEs). Es el mejor punto de encuentro para exponer nuestro proyecto y buscar financiación pública.

El ICO, quizá el prestamista público más conocido de nuestro país, ha puesto en marcha una dotación de más de 1.000 millones de euros bajo el nombre ICO Garantía Cesgar. Lo mejor es que, aunque las condiciones para alcanzar el máximo de financiación que prometen son elevadas, dividen este máximo en 4 tramos mucho más asequibles para una pyme cualquiera: inversión, internacionalización, emprendedores y liquidez. Normalmente el plazo para pedir estas ayudas finaliza en diciembre, con lo que estamos en el momento de hacer cálculos y recopilar información.

La Empresa Nacional de Innovación (ENISA) y su préstamo participativo no es tan conocido, pero es una gran ayuda para jóvenes emprendedores de hasta 75.000 euros.