Descuentos por madrugar, comprar más barato

Si a quien madruga Dios le ayuda, no debería sorprendernos que haya tiendas que nos hagan descuento por hacerles una visita a primera hora de la mañana.

Si a quien madruga Dios le ayuda, no debería sorprendernos que haya tiendas que nos hagan descuento por hacerles una visita a primera hora de la mañana.

No se puede negar que la crisis ha agudizado el ingenio, sobre todo de aquellos que viven de vender, en un momento en el que, como en toda crisis, no se vende nada. Los ninja creíamos haberlo visto todo: rebajas fuera dle periodo de rebajas, 3×2 y 2×1 hasta en la sopa, regalos a cambio de compras, promociones conjuntas entre diferentes marcas… Pero lo que nunca habíamos visto es que alguien nos aconsejara madrugar para ir de compras. Ya hay una franquicia que nos pone el despertador aunque no tengamos nada que hacer.

Pimkie, una marca de moda conocida por sus precios más que competitivos, acaba de lanzar la compaña WakeUp12, que supone un descuento del 30% en todas las compras que hagamos en cualquiera de sus tiendas antes de las 12 del mediodía, sin importar el día. Además prometen no tocar los precios, pues ya sabemos que a menudo estas ofertas rompedoras traen de la mano una subido de precios generalizada en la marca en cuestión para compensar una cosa con la otra. También se puede utilizar esta oferta online, simplemente poniendo el código WakeUp12 en cualquier compra que realicemos en su sitio de Internet antes de la hora marcada. Y a partir de 60 euros, gastos de envío gratis, pero esto no es ninguna novedad con respecto a otras marcas.

Además de aconsejaros, obviamente, que os paséis por esta firma de moda si necesitáis renovar vuestro armario de cara al frío que está ya a la vuelta de la esquina, es importante llamar la atención sobre la originalidad de la oferta. Con este simple gesto, consiguen llenar sus tiendas en el horario de menor afluencia de público, las primeras horas de la mañana, fidelizar al público de la mejor forma posible, que siempre es a través de un buen precio, y quitarse de encima stock que suele generar gastos de almacenaje y transporte. En época de crisis, es positivo no ver solo los recortes y ajustes duros como una solución, sino saber sacar partido a medidas a priori contradictorias para ganar más dinero como puede ser bajar los precios. A menudo el camino hacia el éxito no es el más rápido de los caminos posibles, pero debemos pensar en el medio y largo plazo.