Dilbert y humor sobre crisis

El humor es tan necesario como siempre. O más. Al mal tiempo buena cara, porque el mundo laboral también tiene una cara buena: Dilbert y su parodia empresarial

El humor es tan necesario como siempre. O más. Al mal tiempo buena cara, porque el mundo laboral también tiene una cara buena: Dilbert y su parodia empresarial

Quizá a muchos no les suele Scott Adams, pero si decimos que Dilbert nace de su lápiz, la cosa cambia. Y si a muchos sigue sin sonarle Dilbert, probablemente si decimos que es ese oficinista socarrón de la corbata roja, ya tengamos claro de qué hablamos.

Trata del mundo de la empresa, los jefes, los objetivos y toda clase de simplezas del mundo laboral con humor. Es imposible no esbozar una sonrisa del tipo: «¡eso me ha pasado a mí!».

Para quien siga sin conocerlo, ahí van algunos de sus mejores momentos. Los ninja no perdemos el humor ni con el IVA al 21%…

Puedes seguir semanalmente las andanzas de Dilbert en Expansion