Las cuentas corrientes con mayor rentabilidad hoy

Tener el dinero parado no quiere decir que no nos dé rentabilidad. La opción más apetecible para los no temerarios es abrir una cuenta remunerada de las muchas que ofrece el mercado.

Tener el dinero parado no quiere decir que no nos dé rentabilidad. La opción más apetecible para los no temerarios es abrir una cuenta remunerada de las muchas que ofrece el mercado.

Pagarés, depósitos a plazo fijo, acciones, dividendos… Hay muchas formas de ganar dinero en el mundo financiero, pero todas implican un riesgo. Todas pueden dejarnos no solo sin beneficios, sino sin el dinero que hayamos arriesgado. Por eso, cada vez son más lo ahorradores que prefieren una rentabilidad más modesta a cambio de no solo tener su dinero siempre disponible, sino también tenerlo asegurado. Como la opción de ponerlo debajo del colchón no es seria, la otra gran opción son las cuentas corrientes que ofrecen rentabilidad por nuestros ahorros. Las cuentas remuneradas vuelven a estar de moda. Casi todos los bancos las tienen, pero no todas son tan apetecibles como las que aquí os presentamos:

  • Openbank (Santander) cuenta Mas Open: 3,3% de interés (como siempre, TAE anual) durante los 4 primeros meses en que llevemos dinero nuevo a la entidad, y a partir de ahí rentabilidad menor, pero en cierta medida negociable.
  • ING Direct: el clásico de las cuentas remuneradas, la cuenta Naranja, acaba de igualar de nuevo al Santander ofreciendo un 3,3% TAE durante los primeros 4 años. La diferencia entre ING y el resto es evidente y bien conocida: no cobra comisiones, cero.
  • Citibank: es uno de esos bancos que no hacen ruido pero debemos tener en cuenta. Acaba de renovar y rebautizar su cuenta Ahorro Rentabilidad II con un 2,5% de rentabilidad para ahorros inferiores a 150.000 euros y del 1,5% para cantidades superiores, siempre durante los primeros 6 meses. El importe mínimo es de 15.000 euros, y también a partir del séptimo mes nos dará rentabilidad, pero mucho menor.
  • Catalunya Caixa: tira la casa por la ventana no cobrando comisiones tampoco por tarjeta de crédito y dando un 3,5% durante los primeros 4 meses, además de un pago único anual de 75 euros en cuenta a quien domicilie la nómina e ingrese al menos 10.000 euros más durante ese año.

Lo dicho, quien se arriesga es porque quiere.