Material escolar barato, consejos para la vuelta al cole

La cuesta de septiembre más empinada de los últimos años amenaza con hacer de la vuelta al cole un suplicio. Hay fórmulas para que este mes no sea para tanto.

La cuesta de septiembre más empinada de los últimos años amenaza con hacer de la vuelta al cole un suplicio. Hay fórmulas para que este mes no sea para tanto.

La cuesta de septiembre este año es más empinada que nunca, por obra y gracia de una subida del IVA que nos afecta a todos, pero a algunos más que a otros. Por ejemplo, los sufridos padres de niños en edad escolar deben afrontar precios más altos que de costumbre para que sus hijos luzcan en el colegio. Para que sea menos duro lo inevitable, ahí van algunos consejos que conviene tener en cuenta durante este mes, cuestiones de lo más lógicas, pero que a menudo pasamos por alto:

  • Uniformes: el mayor gasto de la vuelta al cole pero, bien mirado, es también el mayor ahorro, pues hace que no tengamos que comprar tanta ropa para los pequeños. El mejor consejo es evidente: que pase del hijo mayor al pequeño. Otros consejos útiles son evitar ropas ajustadas (comprar más talla) porque son las que más sufren, y buscar en una tienda del barrio la tela correspondiente para que nos la haga el sastre de la esquina, siempre más barato que El Corte Inglés, la tienda típica de los uniformes escolares. Y ojo, porque también en esto hay marcas blancas, y también en esto hay rebajas de enero, la mejor época para comprar los del año siguiente o renovar los muy gastados.
  • Libros de texto: tan caros como imprescindibles, al menos en esto no ha subido el IVA. Lo mejor es tirar de tiendas de segunda mano cuando no tengamos hermanos inmediatamente mayores que nos los puedan ceder. En estas tiendas encontramos ejemplares del año pasado (no suelen durar mucho más los temarios) con garantía de calidad. Agapea o Iberlibro son buenas ideas.
  • Material escolar: en esto, todo lo contrario que con otros apartados, lo mejor es buscar los grandes almacenes, pues compran al por mayor y pueden ofrecer precios más bajos por el mismo material. O mejor aún: Internet. Sitios como Manipapel o Choozen son siempre los más competitivos, y con total confianza. Ideas como comprar un cuaderno gordo de varias secciones en vez de uno por asignatura (normalmente éstos acaban a medio rellenar al final del curso) o bolis de más de un color en vez de varios bolis de distintos colores son ahorros evidentes.

Además de estos consejos concretos, siempre es buena idea recurrir a sitios de subastas y empeños, como Ebay o Cash Converters. Y sobre todo estar muy atento a la web del Ministerio de Educación para que no se nos pasen los plazos de becas, aunque cada vez estén más difíciles.