Un poco de optimismo: buenas ideas en plena crisis económica

Aunque es evidente que la crisis está trayendo muchas desgracias a la gente, hay que ver algunos aspectos positivos dentro de la misma. Hoy vamos a ser un poco optimistas.

Aunque es evidente que la crisis está trayendo muchas desgracias a la gente, hay que ver algunos aspectos positivos dentro de la misma. Hoy vamos a ser un poco optimistas.

Harto de oír como los medios de comunicación hablan todos los días de los aspectos negativos de la crisis, hoy quiero yo destacar algunos positivos, que aunque sean pocos, algunos hay.

Los bancos se están reduciendo: tanto en cantidad de entidades bancarias como en sucursales; España era uno de los países con mayor cantidad de sucursales por habitante y entre bancos y cajas de ahorros, el que no tenía 3 o 4 cuentas era porque no quería; por suerte, la crisis ha ‘eliminado’ algunos de estos bancos, ha aumentado el control sobre los mismos y ha aumentado también nuestro conocimiento y cuidado sobre las operaciones bancarias (como las preferentes).

La tecnología: gracias a la crisis, muchos nos hemos puesto la pilas en tecnología casi para cualquier cosa, desde encontrar empleo, comprar por Internet, crear una tienda, utilizar Twitter, o instalar aplicaciones en el móvil que sirvan para algo más que para jugar al Apalabrados.

El ingenio: han surgido muchas webs e ideas que son realmente ingeniosas y que seguro van a quedar para el futuro, independiente de que pase la crisis: el crowdfunding, alquiler de bajos para publicidad, vender aplicaciones de móvil, repararte tu propio coche

El empleo: aunque es el gran mal de esta crisis y es lo más buscado, es evidente que la gente ha vuelto a ponerse la pilas y ya no tenemos miedo a crear nuestro propio negocio, crear una empresa fuera de España o, por supuesto, buscar un trabajo en otro país.