¿Cuánto cuesta la energía? Factura de la luz, butano y gas

La luz acaba de bajar de precio, en una alegría tan gran como poco habitual. Conviene saber porqué pasan estas cosas tan poco a menudo, y porqué en el gas no ocurre lo mismo.

La luz acaba de bajar de precio, en una alegría tan gran como poco habitual. Conviene saber porqué pasan estas cosas tan poco a menudo, y porqué en el gas no ocurre lo mismo.

En tiempos en que todo sube menos los salarios, que con que haya ya podemos darnos con un canto en los dientes, que de un día para otro encender la luz nos salga más barato es un notición inesperado. Pero, ¿por qué sube y baja el precio tan a menudo? ¿Quién paga qué? Veamos cómo está el panorama de la energía en nuestro país, una sabia idea antes de quejarnos a diestro y siniestro, el deporte nacional.

Lo que baja realmente, empezando por el principio, es la Tarifa de Último Recurso, a la que se acogen unos 20 millones de personas. Esta es la tarifa que todos tenemos si no hemos pedido una tarifa especial a nuestra compañía, la tarifa por defecto, por así decirlo. Esta tarifa está sujeta a la subasta Cesur, una subasta que se celebra trimestralmente y en la que se fija el precio de la energía para los siguientes tres meses. En la última subasta, que acaba de celebrarse, el precio bajó un 4,5% aproximadamente, por congelarse los peajes (parte regulada de la tarifa). Esto no es la primera vez que ocurre, ni mucho menos, pero sí es la primera vez que esta bajada de precio repercutirá en el consumidor en, aproximadamente, la mitad, un 2,29%. El resto será beneficio para el Estado. Es la primera vez que baja el precio final en factura desde 2009, cuando se creó la Tarifa de Último Recurso. Esto es así porque el Estado tiene un déficit de 25.000 millones con las eléctricas, es decir, ha puesto de su bolsillo ese dinero porque con lo que pagamos de factura no llega para pagar lo que de verdad cuesta la energía. Es el llamado peaje: trasnporte de la energía, seguridad de las instalaciones, mantenimiento de las nucleares, moratoria nuclear, etc.

También se acaba de realizar la subasta trimestral para gas, pero como la variación en la misma ha sido menor al 2%, la ley dice que no hay que cambiar la Tarifa de Último Recurso correspondiente, por lo que no habrá cambios en la factura. El otro gas, el butano, baja hasta los 16,1 euros por bombona. Una bajada de 77 céntimos tan simple como que ha bajado el precio del propano y el butano. Aquí no hay tarifas ni negociaciones, según baja la materia prima, así baja la bombona llena de esa materia prima.