Cuentas Twitter para pymes y autónomos, emprendedores en rede sociales

Twitter es a la vez una fuente de información y una oportunidad para los negocios. Hay gente muy buena contando qué les ha hecho tan buenos a través de las redes sociales.

Twitter es a la vez una fuente de información y una oportunidad para los negocios. Hay gente muy buena contando qué les ha hecho tan buenos a través de las redes sociales.

Hace poco leía a un emprendedor de los de toda la vida, de esos que ya han demostrado que saben del tema, decir algo así como: «no inventes, ya está todo inventado y si no se ha inventado ya es que no interesa. Pero tampoco copies, porque el mercado no necesita otra copia de algo que ya está asentado. Evoluciona, la clave está en mejorar lo que ya existe». Ya os habíamos dicho que las redes sociales son ideales para encontrar trabajo, pero ahora también os decimos que lo son igualmente para emprender. Quizá las evoluciones más novedosas y pegadas a la actualidad están en Internet, y en concreto en las redes sociales, por lo que conviene echar un vistazo a Twitter para ver qué podemos copiar como emprendedores que somos (buscar tal cual aparecen sus nombres en el recuadro de búsqueda de Twitter):

  • Todostartups: información útil sobre negocios que acaban de empezar pero que ya funcionan. Pasos a seguir para ser como ellos.
  • Empresadehoy: el resumen de prensa que todos querríamos tener en nuestra mesa a primera hora de la mañana convertido en tuits constantes y siempre enfocados a la empresa.
  • Crearmiempresa: laboratorio de ideas. No se dedica a casos de éxito, sino a casos de todo tipo para ver qué se debe pero también qué no se debe hacer a la hora de empezar en esto.
  • Unemprendedor: una cuenta basada al 100% en el boca a oreja. Si sus followers la hacen interesante, lo será, si no hay feedback, perderá todo su interés. Claro ejemplo de que las redes deben ser 2.0, bidireccionales, y no solo una fuente más de información.

Si después de seguir todas estas cuentas de Twitter durante un tiempo seguimos sin tener claro cómo hacer negocios, mejor dejemos la idea aparcada.