El lado positivo de la reforma laboral, cambios en la ley

La reforma laboral ya está dando sus frutos, sean buenos o malos. Como todo en la vida, lo mejor es buscar el lado positivo de los hechos consumados. Que lo hay.

La reforma laboral ya está dando sus frutos, sean buenos o malos. Como todo en la vida, lo mejor es buscar el lado positivo de los hechos consumados. Que lo hay.

Los ninja somos de natural alegre, gente positiva que intenta ver el lado bueno a la vida. Tanto es así, que nos atrevemos a diseccionar la tan criticada ley laboral que entró en vigor hace unas semanas para encontrar lo que de positivo tiene toda ley. Hay cosas que pueden suponer una mejora en tu situación personal, o en la de tu empresa. Veamos qué cosas son:

  • Flexibilidad interna: hasta un 10% de la jornada laboral queda al libre albedrío de la empresa, tanto en tareas como en condiciones de trabajo. Sin duda crea incertidumbre en el trabajador, pero da mayores posibilidades para ajustar la oferta a la demanda.
  • ETT como INEM: ok, a nadie le gusta que empresas privadas asuman el papel que el Estado debería hacer (bien) con nuestros impuestos. El problema es que el Estado no realiza (bien) su trabajo en cuanto al desempleo. Nadie encuentra trabajo a través del INEM, por lo que las ETT ahora pueden ejercer como agencias de empleo. Eso sí, aún falta la tramitación parlamentaria de este extremo, por lo que a día de hoy una ETT sigue sirviendo para lo de siempre.
  • Contratación de jóvenes: los contratos para menores de 25 con cualificación profesonal (FP) pueden alargarse mediante horas extra. Es decir, el típico contrato en prácticas puede moldearse según las necesidades de la empresa. El aprendiz trabajará más, sí, pero cobrará más, y sobre todo se hará más imprescindible para la empresa en base a estar más tiempo produciendo.
  • Indefinido para pymes: se puede ser temporal e indefinido si tenemos una empresa de menos de 50 trabajadores. La cuestión consiste en que podemos llegar a un acuerdo trabajador/empresa para firmar un contrato a todos los efectos indefinido pero con un periodo de prueba variable según el acuerdo alcanzado.
  • Indemnización por despido: esto solo puede ser visto de una forma por la empresa y de otra por el trabajador. Aquí solo aclarar que la nueva indemnización por despido (24 mensualidades, 33 días por año trabajado) está vigente solo para contratos firmados a partir del 12 de febrero de 2012. Quede claro.